Música

Guns N’ Roses se reencuentra con su público argentino

Guns N´ Roses, con una formación encabezada por los históricos Axel Rose, Slash y Duff McKagan, escribe este viernes en el Estadio de River Plate, un nuevo capítulo de su largo historial con nuestro país, que incluye una controversial y memorable primera visita hace 30 años, un concierto que marcó el final de una etapa, un regreso con gloria y una inolvidable noche compartida en La Plata con la legendaria banda británica The Who.
Desde las 21, la banda de California hace su parada en Argentina del «South American Tour 2022», con la que saldará la deuda que quedó pendiente cuando se frustró su actuación en la versión local de Lollapalooza en 2020 por la pandemia de coronavirus.

Allí seguramente desfilarán clásicos como «Welcome to the Jungle», «Patience», «Used to Love Her», «November Rain», «Paradise City», «Don´t Cry», «You Could Be Mine» y «Sweet Child of Mine», entre tantos.

El concierto llega a cinco años de su último show en el país, cuando en octubre de 2017 actuó en el Estadio Único de La Plata junto a The Who, y a 30 de su primer desembarco, aquel que tomó ribetes novelescos a partir de fábulas previas lanzadas desde la prensa amarillista, que, de manera increíble, se convirtieron en una cuestión de Estado.

Al igual que en el concierto ofrecido en River en 2016, en el marco de la gira «Not In This Lifetime», impulsada por la reunión de Axl, Slash y Duff a 24 años de su separación; y en La Plata al año siguiente; Guns N´ Roses alineará a Dizzy Reed y Melissa Reese en teclados, Richard Fortus en guitarra rítmica y Frank Ferrer en batería, además de los tres históricos.

El grupo está en suelo argentino desde el martes a la noche, cuando arribó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza proveniente de Porto Alegre, luego de una extensa gira por Brasil que se inició el 1 de septiembre y abarcó varias ciudades y la participación en el Rock in Río.

Pero a diferencia de las surrealistas jornadas vividas en diciembre de 1992, sus integrantes han mantenido un bajo perfil y casi no se han visto fotos de ellos por las calles porteñas, como así tampoco se han vivido escenas de histeria por parte de fans.

Es que precisamente, esa visita que quedó marcada a fuego en la memoria local fue un primer capítulo de una historia con este país que aglutina infinidad de anécdotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *