Música

El “Lennon Gate”: aseguran que Elvis Presley espió al beatle más rebelde por orden de Richard Nixon

La versión corre por cuenta del conductor de la BBC Bob Harris, quien expuso sus argumentos en un podcast.

A John Lennon le encantaba vivir en Nueva York, estaba orgulloso, se sentía casi un norteamericano más. Pero en Washington lo veían como un personaje a monitorear, y sobre todo desde que hizo Give Peace a Chance, en 1969. Alí pasó a integrar una vigilancia que fue de Nixon al FBI, y de ahí a Elvis Presley: el Lennon Gate.

El presidente Richard Nixon directamente lo quería out y se supo que buscaba que el beatle fuera deportado a su país de origen. Nuevas teorías de esos años indican que el plan depurado habría incluido a Elvis, quien llegó a odiar de celos a los Beatles. Tal era la inquina que el Señor Pelvis le dijo a Nixon que los Beatles eran «antiamericanos».

En la famosa encamada de Lennon y Yoko Ono, un periodista le preguntó a John qué intentaba hacer. Y John le contestó espontáneamente, «todo lo que estamos diciendo es: dale una oportunidad a la paz», y de ahí salió la canción.

Todo por dos porros y un himno pacifista

La persecución a Lennon se acentuó cuando le dieron 10 años de condena al poeta, activista John Sinclair por tenencia de dos porros de marihuana. Allí, Lennon escribió una canción de protesta con el nombre de Sinclair (año 1972), tema que cantó en un mitín político. Entre el público estaban presentes varios agentes de FBI.

Con el antecedente antibélico de Give Peace a Chance, Nixon enfureció todavía más y dispuso «vigilancia permanente» para el genial compositor que, en ese momento, era el máximo influencer de toda una generación.

En otras palabras, si Lennon podía tener tanto predicamento en los pibes de 18 años que estaban habilitados para votar en la reelección de Nixon, Lennon era una amenaza, una bomba de tiempo que debía estar lejos.

Pero la historia conocida indica que John nunca se fue y Nixon terminó siendo reelecto. Sin embargo, la causa continuó hasta que Nixon debió renunciar en 1974, cuando se develó el escándalo Watergate. Recién ahí la batalla conspirativa contra Lennon cedió y pudo recibir, en 1976, su green card de residente.

Ey, Don Elvis, siga a ese hombre

Ahora el prestigioso Bob Harris, conductor de un programa musical de la BBC dijo que el presidente Nixon supuestamente le pidió a Elvis Presley que espiara a John. Harris compartió su recuerdo durante una aparición reciente en el podcast de Rockonteaurs (a través de Independent).

«Mi teléfono está intervenido, me siguen a todas partes», contó lo que Lennon le dijo. “Nixon quería atraparlo y es por eso que John estaba atrapado en Nueva York, o atrapado en los Estados Unidos: sabía que si regresaba al Reino Unido, nunca volvería a los Estados Unidos. No mientras Nixon estuviera en la Casa Blanca», narró.

A Elvis lo dejó muy mal parado. “Nixon era un gran amigo de Elvis y viceversa. Nixon le había a Elvis que reuniera tanta información sobre John Lennon como fuera posible».

Richard Nixon y Elvis Presley, un vínculo que no dejó demasiado bien parado al Rey del Rock and Roll. Foto EFE/The National Archives

«Para John fue un momento lamentable y triste porque amaba los discos de Elvis, así que descubrir que su ídolo era un fanático de derecha fue un gran shock», explicó Harris. “Del mismo modo, Elvis veía a Lennon como un advenedizo de Liverpool que se había llevado su corona. Usurpó a Elvis y estaba resentido como el infierno».

El gran sueño antiamericano

The Guardian se sumó a la polémica diciendo que Harris, de 75 años, estaba exagerando, y que en esa reunión en la Casa Blanca lo que de verdad estaba buscando Elvis no era ser un espía sino obtener de Nixon una insignia de la Oficina Federal de Narcóticos. «Las notas tomadas en la reunión decían que Elvis pensaba que los Beatles habían sido una fuerza real para el espíritu antiamericano».

Más de ese informe: «Elvis opina que los Beatles sentaron las bases para muchos de los problemas que tenemos con los jóvenes por su apariencia sucia, descuidada y su música sugerente».

Harris continuó ahondando en la rivalidad entre ambos ídolos alentando la teoría conocida de que Elvis se sentía «intimidado y desplazado» por Lennon y sus muchachos desde hacía años. Por eso se cree que el rockero de derecha habría aceptado hacer lo que fuera posible para que Lennon terminara deportado, lo más lejos posible de los Estados Unidos.

Fuente Clarin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *