La Región

Pintadas, murales y territorio: qué hay detrás de la feroz interna de hinchas de Estudiantes y Gimnasia

El miércoles por la noche se produjo un violento enfrentamiento que terminó con 16 detenidos y dos heridos. Refuerzan la seguridad de cara al partido en la cancha de Estudiantes esta tarde.

El salvaje enfrentamiento entre hinchas de Estudiantes y Gimnasia, que se produjo a el miércoles por la noche en el bosque de la ciudad de La Plata, fue el último episodio, y el más violento, de una serie de problemas que incluyen a agrupaciones de ambos clubes y barriadas en la disputa por pintadas, murales y el territorio.

Lo que pasó en a metros del estadio de Estudiantes, y a un cuadra del Ministerio de Seguridad bonaerense, tiene una historia detrás: la disputa por quién manda en las calles y en las paredes de la ciudad. Esto incluye el bosque, donde están ubicados los dos estadios apenas separados por seis cuadras de distancia.

“Hay una fuerte disputa entre agrupaciones y gente de distintos barrios. Se escrachan los murales pintados y no se respetan los que habían pintado antes. Hay unas peleas bárbaras en toda la ciudad y se sabía que esto podía terminar mal”, contó un hincha que fue testigo de la violenta batalla campal que terminó con un saldo de 16 detenidos y dos heridos.

Los murales en las calles de la ciudad son custodiados celosamente por los vecinos de los barrios desde hace tiempo. Los postes de luz y los árboles del bosque también son parte de la disputa. Hasta hace un tiempo había un acuerdo de no pintarlos, pero una de las partes no cumplió lo pactado y ahora tiene franjas rojas o azules en una clara demostración de marcación de territorio.

“El problema es que no se está respetando más nada. Los pibes perdieron los códigos. Pintas algo y van al otro día y te lo pintan arriba, por eso hay problemas. Incluso, les pintan el frente de las casas a los vecinos y nadie hace nada”, continúa el relato de este hincha, quien pidió no dar a conocer su identidad por una cuestión de seguridad.

Se trata de una cuestión de territorialidad. Y en ese punto, los estadios son sagrados. Para los códigos de barras, pintar el estadio ajeno es una ofensa intolerable. Por eso desde hace tiempo hay guardias de hinchas para cuidar sus propios “templos”, especialmente en Estudiantes, que inauguró su nueva cancha en 2019. Incluso, en UNO hay vigilancia y cámaras de seguridad desde que en diciembre de ese año presuntos hinchas del Lobo tiraron explosivos hacia adentro del estadio.

“Quisieron vandalizar el estadio de Estudiantes con pintadas, por eso se produjo el enfrentamiento. Menos mal que llegó la policía, si no hubiera sido un desastre mucho peor, no sé que hubiera pasado”, agrega sobre el momento de miedo y tensión que se vivió en los alrededores de la cancha del Pincha, donde además funciona un centro gastronómico muy concurrido por socios del club.

Las dirigencias de ambos clubes de La Plata por ahora se mantienen al margen de lo sucedido y ni siquiera hubo comunicados condenando los hechos de violencia.

Según pudo averiguar TND, en las últimas semanas hubo una idea para armar dos grupos de hinchas de cada club para borrar las pintadas agresivas que hay en distintas paredes de la ciudad. Incluso, la propuesta iba a ser llevada a la Municipalidad de La Plata.

Se refuerza la Seguridad

Ante la posibilidad de que existan represalias por lo ocurrido en la noche del miércoles se reforzará el operativo de seguridad para el partido entre Estudiantes y San Lorenzo que se jugará en UNO desde las 18.45. El Aprevide (organismo de seguridad bonaerense) buscará evitar nuevos enfrentamientos entre los violentos mientras la Justicia evalúa nuevas detenciones de hinchas que estuvieron involucrados en el grave incidente (la causa la lleva la Unidad Fiscal de Instrucción número 1).

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.