Política / Sociedad

Masiva movilización de Movimientos de Izquierda al Ministerio de Desarrollo Social

Hay caos en el centro porteño por el primer “piquetazo” contra el ministro del área, Juan Zabaleta. Para el gobierno es un «acto político de la izquierda en favor de sus candidatos».

La ciudad de Buenos Aires vuelve a ser este miércoles un caos. Desde temprano, organizaciones sociales que se definen como “independientes del gobierno de Alberto Fernández”, y lideradas por el Polo Obrero, se movilizan desde Puente Pueyrredón al Ministerio de Desarrollo Social, ubicado en Lima y Moreno, en pleno centro porteño.

Es el primer “piquetazo y movilización” contra el ministro del área, Juan Zabaleta. Así lo expresó el dirigente Eduardo Belliboni. Los piqueteros reclaman “miles de salarios del Plan Potenciar Trabajo que el nuevo ministro no paga y que eran parte del acuerdo acordado con Daniel Arroyo”, el funcionario saliente.

También exigen “reivindicaciones pendientes”, como aumento en los programas sociales, asistencia integral a los comedores populares, empleos genuinos, obra pública para reactivar las tareas barriales a través de cooperativas; y entre otras demandas, un plan de viviendas para dar soluciones habitacionales.

La movilización, que se replica en 20 provincias, partió poco antes de las 11 desde Puente Pueyrredón, en Avellaneda.

Las columnas ya recorren la avenida 9 de Julio, para finalizar en el histórico edificio del ministerio de Obras Públicas; el mismo que sobresale no solo por su estructura, sino por los dos retratos de acero de Evita ubicados desde 2011 sobre las fachadas norte y sur del edificio.

Por decisión de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, la Policía Federal cortó al tránsito el Puente Pueyrredón para evitar incidentes entre los manifestantes y conductores, como ocurrió en otras oportunidades. La orden de la funcionaria es evitar roces entre las fuerzas federales y los piqueteros, que desde las 9 de la mañana comenzaron a concentrarse en las inmediaciones de la Estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki de la Línea Roca, en Avellaneda.

Alrededor de las 11:30 de la mañana, las primeras columnas, al compas de bombos y cánticos contra la política económica del gobierno de Fernández y el Fondo Monetario Intencional, llegaba a la base de Puente Pueyrredón, y evaluaban comenzar la movilización hacia la sede del ministerio de Desarrollo Social.

Gabriel Fuks, el secretario de Articulación Federal de la Seguridad, explicó que en el operativo de seguridad interviene, además de la Policía Federal, Prefectura Naval Argentina, y que el ministerio coordina las tareas junto a la Policía de la Ciudad. “Lo de hoy es un acto político organizado por los candidatos del Frente de Izquierda en favor de sus candidatos. Es una marcha organizada, anunciada y no debería existir ningún tipo de problemas. De manera personal estoy hablando con los organizadores para que todo se desarrolle de manera tranquila”, dijo el funcionario.

-¿Hay preocupación por si el piquetazo se desmadra?

-No. No entraña preocupación. Solo será la incomodidad que genera en el tránsito. Es un acto político. Según lo que conversamos con los organizadores, a las tres de la tarde estaría terminando. Estimamos que el corte en el Puente Pueyrredón será de dos horas.

-¿Existe la posibilidad que detone alguna situación represiva, como la de ayer en el mismo puente, pero con un grupo denominado Tupac Amaru, y que nada tiene que ver con la dirigente Milagro Sala?

-No. En nuestro país existe pleno derecho a expresarse libremente. Esta es una expresión política. Esto es organizado por la izquierda que muestra su poder de movimiento en la calle. Y lo hacen de manera pacífica. En nuestro país existe el derecho a la protesta. El 8 de agosto lo hicieron Los Cayetanos, y también fue muy tranquilo. Hoy, la movilización no genera intranquilidad. Por supuesto estamos monitoreando.

-¿Y lo de ayer?

-Eso fue otra cosa. Un pequeño grupo, que actúa de manera independiente y por fuera de las organizaciones sociales serias. Actúan por fuera de cualquier estructura. Ayer actuamos porque este grupo anárquico y minúsculo quiso acampar sobre el Puente Pueyrredón. Es más, yo estuve allí y no se ponían de acuerdo entre ellos. Ayer hubo un policía herido y hay dos detenidos. La marcha de hoy, que no es un piquetazo, es distinto a lo que pasó ayer.

En consonancia con las palabras de Fuks, los organizadores estiman que la concentración llegará a destino alrededor de las 14, pero el momento de su desconcentración, para ellos, aún es incierta.

Eduardo Belliboni, vocero del Polo Obrero y uno de los organizadores de “la jornada de lucha en todo el país”, adelantó que el objetivo será presentar un petitorio en el ministerio y “esperar a que Zabaleta nos reciba ya que apenas asumió dijo que el suyo es un ministerio de puertas abiertas”. Este medio le preguntó al dirigente social:

-¿A qué hora estiman desconcentrar?

– Eso dependerá de la evolución del piquete que se planta en el ministerio.

-Es decir que ¿hay posibilidad de acampe?

-No es la idea original, pero si Zabaleta nos ignora es posible que instalemos carpas sobre la 9 de Julio.

Desde el ministerio de Desarrollo Social le dijeron a este medio que “con la calle cortada, el ministro no los va a recibir”. a punto seguido, los colaboradores de Zabaleta aseguraron que “como ocurre habitualmente, el equipo de Asistencia Crítica está dispuesto a seguir dialogando y a seguir trabajando para abordar las necesidades de asistencia” y volvieron a advertir: “Con la calle cortada, el ministro no los va a recibir. Porque no es necesario cortar la calle para solucionar sus necesidades. Los equipos del Ministerio están diálogo permanente para ir abordando las necesidades. Pero acá hay una marcha que está cruzada por lo electoral: la movilización está encabezada por el PO, que lleva a Pitrola como tercer candidato a diputado en provincia de Buenos Aires y va a una PASO dentro de su frente político”.

Los organizadores aseguran que solo desde Avellaneda partieron hacia el ministerio de Desarrollo Social unas ochenta mil personas y que en todo el país están movilizados unos 300.000 militantes portando carteles rojos, blancos y negros con las siglas de las organizaciones que se pliegan a otros reclamos como “trabajo genuino”, “basta de hambre”, “aumento al ritmo inflacionario del salario mínimo vital y móvil” y “contra la persecución a quienes luchan por estos justos reclamos y reivindicaciones”.

De la movilización piquetera participan unas cuarenta organizaciones sociales, entre ellas, el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), el Movimiento Piquetero Nacional (MPN); Organización 17 de Noviembre, Frente de la Resistencia, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y el Frente Popular Darío Santillán.

El sábado pasado, en Parque Lezama, el Polo Obrero, integrante del Frente de Izquierda Unidad, resolvió apoyar la convocatoria. Durante el plenario, delegados de base de comedores y merenderos ubicados en distritos como La Matanza, Moreno, Lomas de Zamora, Berazategui, Lanús, y José C. Paz, entre otros, denunciaron la demora de más de tres meses de la llegada de bolsones de alimentos a esos lugares.

“La nuestra es la única campaña que levanta un programa contra el ajuste y una salida para los trabajadores, las grandes centrales obreras y los movimientos sociales alineados con el gobierno, como la UTEP, no ponen en agenda la grave situación por la que pasan la mayoría de las trabajadoras y trabajadores”, sostiene Belliboni.

“Como se puede ver, esta es una marcha pacífica por reclamos justos. Reclamos que no hacen Los Cayetanos por estar atados al gobierno de los Fernández”, dice desde las inmediaciones de Puente Pueyrredón y coincide con el funcionario de Frederic: “Esta es una movilización de hambrientos. Todo se va a desarrollar con tranquilidad”.

Desde la Casa Rosada y el ministerio de Desarrollo Social observan la movilización con expectación. Interpretan, como Fuks, que es una movilización con “impronta política organizada por la izquierda”, pero también entienden que “es una marcha para marcarle la cancha al nuevo ministro” y agregan: “le están diciendo a Juanchi acá estamos y queremos ser escuchado, y si no nos resuelven parte de nuestros reclamos, la respuesta será esta, más piquetes y movilizaciones en las calles”.

“El cambio de Ministro nos trae viejas recetas que ya le oímos a todos los ministros de desarrollo social de los últimos años, pero sin respuestas concretas, son palabras huecas, si no hay trabajo, que es nuestro reclamo central, las marchas y los piquetes seguirán”, sostiene Belliboni, en línea con los argumentos de la Casa Rosada.

“Hay una precarización total hacia compañeros que realizan labores en las barriadas, labores comunitarias y de obra pública, enmascarada bajo convenios de programas sociales y no es otra cosa que trabajo precarizado, pagado con un plan social que está por debajo de la mitad de salario mínimo vital y móvil”, expresa Belliboni mientras la masiva movilización piquetera avanza sobre la Avenida 9 de Julio generando aún más caos de tránsito.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.