Nación

Piden que se investigue la participación Argentina en la Operación Atlántico Norte

Fue la incautación de cocaína más grande de Europa y el ARI pidió al Procurador, Diego Iglesias que investigue el rol del Ministerio de Seguridad que omitió controles en el puerto de Buenos Aires.

La CC ARI presentó una denuncia ante el Procurador de Narcocriminalidad (PROCUNAR) del Ministerio Público, Diego Iglesias, para pedir una investigación judicial sobre la participación en Argentina respecto a la incautación de cocaína más grande de Europa conocida como Operación Atlántico Norte.

El cargamento de 16 toneladas de cocaína de máxima pureza partió desde Asunción en latas de pintura con destino a Hamburgo, donde fue incautado. Llegó al puerto de Buenos Aires el 28/12/2020, a bordo de una barcaza – una embarcación bajo el número BZA PAR 10003 V.71S -a través de los casi 1400 km de la Hidrovía sin ningún tipo de control. Como ejemplo de esta ausencia de control, el ministerio de Seguridad de la Nación tomó medidas sospechosas, ordenó el desarme de una lancha patrullera de la Prefectura destinada a la lucha contra el narcotráfico que luego fue atacada a balazos por un grupo de narcos en el río Paraguay a la altura de la capital de la provincia de Formosa.

Ya en el puerto de Buenos Aires el contenedor permaneció dos semanas en depósito en la Terminal, cerrado y sin ser inspeccionado. Posteriormente fue transbordado por la empresa logística HAMBURG SUD, al buque CAP SAN ARTEMISSIO, IMO 9633939, de bandera panameña, que había ingresado al Puerto de Buenos Aires el día 11 de enero de 2021.

Dada la zona de carga y su destino final, se cree que el responsable del envío podría ser el PCC, el Primeiro Comando da Capital, el violento cartel fundado por presos en penales de Sao Paulo que controla el narcotráfico y el sicariato en la región, con miembros que fueron encontrados en las cárceles argentinas y con poder y presencia en el puerto brasileño de Santos.

“La Argentina es hoy una posición relevante en el circuito de las operaciones del narcotráfico internacional, lo que obliga a una reacción urgente y de magnitud, por parte de nuestro sistema de seguridad y de inteligencia, mediante un organismo multiagencial, en el que se trabajen los casos más complejos con protocolos para mantener la información, pero, a su vez, donde policías locales, agentes federales y de inteligencia pueden trabajar en conjunto e intercambiar información de manera segura. La inteligencia criminal es la herramienta fundamental en la lucha contra la inseguridad y el crimen organizado”, advirtieron en la denuncia los diputados Mariana Zuvic, Paula Oliveto y Juan Manuel López.

En operativos conjuntos entre las autoridades alemanas, belgas y holandesas, completaron lo que consideran la incautación de cocaína más grande de Europa y una de las incautaciones individuales más grandes del mundo. En total, el 23 de febrero último, se incautaron 25 toneladas de narcóticos en los puertos de Hamburgo y Amberes. Esos contenedores habían venido desde Paraguay y, en Argentina, hizo trasbordo.

“La pandemia está provocando que los traficantes de drogas se vuelvan más atrevidos en sus métodos, ya que han estado haciendo envíos individuales más grandes a través de múltiples puertos para hacer frente a la interrupción del comercio mundial durante las sucesivas cuarentenas”, agregaron.

“En casos de esta gravedad, la inteligencia criminal es la que debe actuar. La Prefectura Naval Argentina y la Dirección General de Aduanas son los organismos que manejan la información. Pero, quien coordina y lleva adelante los controles es la Dirección de Inteligencia Criminal de Ministerio de Seguridad donde interactúan los organismos mencionados. En el ámbito de la Hidrovía existen protocolos de actuación específicos para diversas actividades y situaciones. La negligencia o falta de recursos para la tarea de control y prevención puede provocar hechos de gravedad que constituyen ilícitos y que pueden causar daños materiales o lesiones y muertes en agentes de las fuerzas de seguridad”, se agregó en el escrito.

Por tal motivo, la CC ARI pidió que se investiguen los hechos y las conductas de las distintas personas que en ellos están involucrados por la posible comisión de Delitos Contra la Administración Pública, Delitos de Abuso de Autoridad y Violación de los Deberes de Funcionario Público, Negociaciones Incompatibles con el Ejercicio de Funciones Públicas, Enriquecimiento Ilícito de Funcionarios y Empleados; Encubrimiento (artículo 277 del Código Penal); Falsedad Ideológica en Documento Público (artículo 286 del Código Penal) y, además, por la violación de la Ley 22415 (Código Aduanero) y sus normas reglamentarias, de la Ley 24093 (Ley de Puertos), de la Ley 27126 (Agencia Federal de Inteligencia) y de la Ley 23.737 (Narcotráfico), como así también por los eventuales actos ilícitos que V.S. en su caso determine, en particular aquellos de carácter federal, favorecidos por acción u omisión de funcionarios públicos.

En ese contexto, solicitó que se requiera al juez competente para que tome las medidas cautelares para investigar estos hechos y esclarecer la posible existencia de irregularidades por parte de la empresa concesionaria Hidrovía S.A.; las acciones realizadas por la AFI referidas a la producción de inteligencia criminal; nómina de funcionarios intervinientes en las operaciones de comercio exterior del buque CAP San Artemissio, entre otras cuestiones.

En otro orden, el bloque de diputados de la CC ARI y la diputada Zuvic presentaron en el Congreso pedidos de informes por este tema y se planteó una citación a la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, para que informe sobre el caso particular por la gravedad que revista y sobre los recursos que están afectados al control de la Hidrovía, teniendo en cuenta la permeabilidad de las fronteras que permite el ingreso del narcotráfico al país por diversas vías, en especial la fluvial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *