Nación

Las provincias podrían decidir si aplican una sola dosis de la vacuna contra el coronavirus

Alberto Fernández avaló públicamente esta modalidad ante las demoras  que sufre el plan de vacunación por falta de dosis.

Avanza la posibilidad de aplicar una sola dosis de la vacuna contra el coronavirus y de postergar la segunda, modalidad que tiene el apoyo del presidente Alberto Fernández. Está en estudio la posibilidad de que Nación traslade a las provincias la decisión de adoptar esta modalidad para que cada distrito decida si accede o no, en momentos en que se registra escasez de inmunizaciones.

Esta semana al Presidente dijo que todos “tienen que entender que la primera dosis ya da una cantidad de inmunidad muy importante a quien la recibe” y que “en algunos casos es el 80% de lo que la vacuna puede dar”. Aclaró que “con la primera dosis no está garantizado que la gente no se contagie” y sostuvo que en el caso de que la persona se infecte “va a sufrir muchísimo menos de lo que sufriría sin esa vacuna”.

En Casa Rosada analizan la posibilidad de que la postergación del suministro del segundo componente de las inmunizaciones quede bajo decisión de cada provincia, a partir del federalismo del sistema sanitario. Ya que cada jurisdicción tiene autonomía para diseñar su propia política sanitaria.

La insuficiencia de vacunas para agilizar la inmunización contra el COVID-19 preocupa al Gobierno, y la propia ministra de Salud Carla Vizzotti afirmó que trabajan para lograr vacunar a la mayor cantidad de población “lo antes posible” ante las previsiones de la llegada de una segunda ola de casos.

La funcionaria manifestó que entre las 300 mil dosis que llegaron la semana pasada y las 500 mil que arribaron el lunes tienen asegurada una semana de vacunación y que trabajan para sumar más inmunizaciones. El jueves a la madrugada parte el noveno vuelo de Aerolíneas Argentinas hacia Moscú para traer un nuevo lote de Sputnik V.

Según las estimaciones del Gobierno la segunda ola de contagios podría producirse entre fines de abril y comienzos de mayo. Las alarmantes previsiones las hicieron los médicos infectólogos que asesoran al Presidente en el combate contra la pandemia, con datos que manejan tanto Nación como Ciudad y provincia de Buenos Aires.

Además de la insuficiencia de inmunizaciones la otra variable que preocupa al Ejecutivo es la llegada de las bajas temperaturas. De hecho los especialistas que asesoran en el diseño de políticas sanitarias realizaron proyecciones a partir de la situación en Europa, que fue golpeada por la segunda ola de COVID-19 y en la que hubo una fuerte influencia del frío. Los infectólogos estiman que podría haber menos contagios en los próximos meses si las temperaturas no son muy bajas.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *