Economía

El consumo masivo acumula 10 meses de caídas consecutivas

El mes pasado, la baja fue de 8,4%. Las cadenas de supermercados tuvieron un desempeño levemente positivo del 0,3% mientras que los autoservicios independientes retrocedieron 15%.

La abrupta contracción de la economía durante el 2020 siguió manifestándose en los niveles de consumo durante los primeros meses de este año. En febrero, la caída de las ventas en los supermercados, autoservicios y comercios minoristas promedió el 8,4%. Esta merma fue mucho más intensa en los autoservicios donde los precios aumentaron más que en las grandes superficies, según los datos que maneja la consultora Scentia. Así, el sector acumula 10 meses de caída consecutivas.

“Si bien sabíamos que la comparación de este febrero sería con un día menos que el año pasado (el peso de cada día es aproximadamente de 3 puntos), de todos modos, el resultado fue algo más negativo de lo que podíamos pensar”, señala Osvaldo del Rio, analista de la consultora. Y detalla que el cierre del bimestre arrojó una caída de 4,5%.

“El mes pasado, se repitió la situación que vimos en enero, con una diferencia importante en el comportamiento entre canales. Mientras que las cadenas de supermercados tuvieron un desempeño levemente positivo del 0,3%, los autoservicios independientes retrocedieron 15%. La caída de este canal fue bastante mas abrupta en el interior (-19,1%), mientras que el canal supermercados se comportó de manera más parecida tanto en el AMBA como en el interior”, sostuvo el analista.

Supermercados


»Variación de volumen respecto mismo mes año anterior.


Fuente: ScentiaInfografía: Clarín

Parte de esta diferencia entre canales se puede explicar en el precio y el crecimiento en el gap de esta variable. Según la consultora, en este sentido debe considerarse la ampliación del programa de Precios Cuidados, que duplica la cantidad de productos respecto al listado de principios de 2020 (y no están disponibles en los comercios de cercanía) mas la continuidad de Precios Máximos.

De acuerdo con los datos medidos por la consultora, entre enero y diciembre del año pasado, la suba de precios en todos los canales de venta fue del 23,9%. Sin embargo, al analizar cada canal, se detectó un alza del 16,8% en las grandes cadena y del 28,5% en los autoservicios y negocios de cercanía.

Evolución del consumo masivo


»Ventas en supermercados.
Variación de volumen.


Fuente: Archivo ClarínInfografía: Clarín

Siguiendo con el análisis de la variable “precios”, según del Rio, se produjo un quiebre en febrero en la tendencia de desaceleración del precio promedio ponderado, después de 11 meses consecutivos. Así, la curva de precios pasó del 34% promedio en enero al 35,5% en febrero.

Respecto del comportamiento de las distintas canastas de consumo, la única categoría que se viene manteniendo invicta en cuanto a la caída es la de productos de limpieza de la ropa y del hogar, tal como viene sucediendo desde que empezó la pandemia debido al cambio de hábitos de higiene en la población. El mes pasado, este tipo de productos vieron incrementadas sus ventas en 5,3% y en el año, registró un alza del 6,9%. El resto de las categoría marcaron caídas en los volúmenes vendidos.

Rubro por rubro


»Ventas en supermercados y autoservicios.
Variación de volumen. Feb-2021 vs feb-2020.


Fuente: ScentiaInfografía: Clarín

En los supermercados, el segundo mes del año fue más benévolo en cuanto a las ventas de artículos de desayuno y merienda, que crecieron 2,1%; en tanto los de limpieza de la ropa y el hogar subieron 10,8% y los Impulsivos (snacks y golosinas) lo hicieron 14,5%. En cambio, para los autoservicios, el único impulso de las ventas provino de los artículos de limpieza que registraron una suba del 1%. Todo el resto se desplomó, especialmente en los comercios del interior del país.

Fuente: Clarín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *