Provincia

Cristina Kirchner y Axel Kicillof encabezaron un acto en Las Flores por el Día de la Memoria

La vicepresidenta participó de la apertura de otro centro de la Memoria, donde funcionó la ex Brigada de Investigaciones de la localidad bonaerense de Las Flores. La senadora apuntó contra las grandes fortunas que se gestaron en esa época.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó esa tarde la apertura de otro espacio de la memoria en la localidad bonaerense de Las Flores junto a Máximo Kirchner y el gobernador de la Provincia Axel Kicillof.

“Fue tal el dolor que produjeron con las muertes, las torturas, los exilios, las desapariciones, que tal vez no pasa tan advertido lo que habían venido a hacer y que necesitaron de eso para imponer un modelo económico”, aseveró la senadora.

“Esto es lo verdaderamente profundo y definitivo que abordaron. El drama y la tragedia de Madres, Abuelas, hijos y nietos colocó el foco internacional, naturalmente, en la violación de los derechos humano, pero realmente lo que se modificó en Argentina fue una matriz de producción económica y fundamentalmente un sentido común de los argentinos”, agregó el respecto del último golpe militar.

«Las políticas de memoria, verdad y justicia castigaron a los que violaron los derechos humanos, pero a los que instigaron, apoyaron y empujaron a hacer lo que hicieron nunca les pasó nada», sostuvo la Vicepresidenta y agregó que incluso «terminaron más ricos, porque además dejaron la estatización de la deuda externa, entre ellos la familia y el grupo económico que ya sabemos quién es».

Cristina Kirchner aseguró también que es «una paradoja que los que están en contra del Estado, de las intervenciones, son los mismos que durante la dictadura estatizaron sus deudas», y aludió, sin mencionarla, a la familia de Mauricio Macri.

La ex Brigada de Investigaciones de Las Flores, en el centro provincia de Buenos Aires, funcionó como un centro clandestino de detención durante los años del gobierno militar que se inició en el golpe del 24 de marzo 1976.

Del acto, participaron, entre otros, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti. Además, estuvieron en el lugar Gladis D’Alessandro, esposa del detenido-desaparecido Carlos Labollita, amigo de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

El gobernador Kicillof dijo que “todos los 24 de marzo con fechas tremendas, emotivas, para la reflexión y recapitular”. “En este caso no solo ocurre en un año de recuperación, sino de pandemia. Yo cumplía 13 años y empezaba a militar en mi secundaria y leía el Nunca Más, que salió en el 84. Esa entrada como generación a la política con la democracia, y con los juicios, me marcó para siempre. Cada 24 uno piensa como hacer honor y mantener vivas esas luchas”, expresó el mandatario.

Kicillof destacó que en la provincia de Buenos Aires hoy se “mantienen vivas las políticas de memoria, verdad y justicia, hora las luchas de las abuelas, los hijos y familiares” de los desaparecidos. “En los cuatro años anteriores el Estado dejó de participar en las causas, el impulso que l dio Néstor y Cristina, para llevar al castigo a los culpables”, recordó.

“Cuando empezó la pandemia no había barbijos, respiradores, camisolines. Los respiradores no se conseguían en ninguna parte del mundo, y muchos salieron a reservar su respirador sin saber para qué servía, y apareció el Estado para reservar esos respiradores que no iban a ser para los pocos que los podáis pagar, sino para todos los argentinos”, relató.

También con la pandemia, dijo Kcillof, se encontraron la situación de cómo atender a los contagiados del Covid-19. “El estado había dejado pudrir vacunas, pero le dimos un enfoque de igualdad, de accesos. Todo el tiempo en su mirada tiene que tener presente la historiar argentina, como pasa ahora con las vacunas. Dicen que haya que privatizar la vacunas y que el que tenga dinero pueda comprar su vacuna, y que el resto se joda”.

Kicillof exhortó a mantener la llama de la lucha de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y organismos de derechos humanos, y que “no sea fosilizado del pasado, o como una reivindicación histórica”, sino que sea “actualizada que en cada acto del Gobierno, desde la militancia, de cada rincón del país, lo que hacemos tiene que servir a las mayorías popular, a nuestro pueblo, para mantener viva la llama de la memoria”.

Fuente: Ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *