Economía Interés General

Un informe revela que el 40% del precio del paquete de yerba son impuestos

El valor promedio en la Ciudad de Buenos Aires fue de $340,7 en enero. Cuánto le corresponde a cada una de las partes que integran la cadena de costos.

El mate es una de las infusiones preferidas de los argentinos, pero el costo de la yerba lo vuelve de difícil acceso para muchos. En enero, el valor del paquete de un kilo promedió los $340,7, pero de ese costo $4 de cada $10 se los llevó el Estado en concepto de impuestos. Por este motivo, la industria alimenticia lo considera como el principal formador de precios y niega que sean los productores los responsables de la inflación.

Cuando el Gobierno busca alcanzar un acuerdo de precios y salarios con empresarios y trabajadores, que permita contener la inflación, el sector productivo pide que todos los actores involucrados cedan algo como parte de la negociación. En la reunión de la semana pasada, el equipo económico sentó a representantes de grandes empresas a la mesa de diálogo, a las que considera formadoras de precios, pero un informe que difundió este domingo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) apuntó al Estado como el responsable.

Si bien se trata de un estudio sectorial sobre la estructura de costos de la yerba mate, concluye que los productores no son los formadores de precios y pide “repensar el esquema impositivo” para quitar presión sobre el costo de los alimentos en general.

Queda claro que los productores de alimentos no somos formadores de precios. La atención no debiera centrarse en nosotros, sino en repensar el esquema impositivo, lo que beneficiará tanto al consumidor como al empresario agroalimentario”, señaló Eduardo Rodríguez, titular del sector de Economías Regionales de CAME, como conclusión del informe.

Estructura de costos de la yerba mate

De acuerdo con el informe de CAME, los impuestos explican el 39,3% del precio de un kilo de yerba mate en góndola, mientras que el productor primario sólo es responsable del 22,4%. Pero cuando se habla de Estado no sólo corresponde al nacional -aunque representan el 78,08% de la carga impositiva- sino que también los gravámenes provinciales -con el 21,92%- inciden con fuerza en el valor final.

Si se toman en cuenta los impuestos específicos de la cadena de valor, el 53,58% corresponde al IVA; el 24,50% al Impuesto a las Ganancias, y el 21,92%, a Ingresos Brutos. “Nuevamente, la excesiva carga tributaria queda al descubierto”, advirtió la entidad empresaria. Todo esto sin considerar los gravámenes a las instalaciones, las operaciones comerciales, el patrimonio de los propietarios o cualquier otra cuestión secundaria.

En enero, el precio promedio del paquete de un kilo de yerba mate en la Ciudad de Buenos Aires fue de $340,7. Del valor final, el productor explicó el 22,4% ($76,6); el sapecado, secadero y canchado el 7,6% ($25,9); la molienda y envasado el 11,1% ($37,7), el mayorista el 10,7% ($36,6), el minorista el 8,9% ($30,1), y los impuestos el 39,3% ($133,9).

Del precio de $340,7 que abonó el consumidor en góndola, además del importe de $133,9 correspondiente a impuestos, el 17,8% ($60,7) correspondió a ganancias netas y el 42,8% ($145,8) a costos.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *