Economía Interés General

La inflación avanzó 4% en enero por los aumentos de alimentos y superó las proyecciones privadas

El dato del Indec se conoció en medio de las gestiones del Gobierno nacional con empresarios y sindicalistas para definir un acuerdo de precios y de salarios. El costo de los alimentos saltó 4,8%.

El índice de inflación en enero registró una suba de 4% respecto del mes anterior y acumula -así- un alza interanual del 38,5%, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).  En este lapso, los principales motores del Indice de precios al Consumidor (IPC), que superó las estimaciones privadas, fueron las comunicaciones y los alimentos.

Además de estos rubros, otros precios registraron subas por encima del promedio. Fue el caso de los restaurantes y hoteles (5,4%), recreación y cultura (4,8%) y el transporte (4,46%).

Desde el Ministerio de Economía explicaron que «la inflación del mes respondió principalmente a los precios regulados que aumentaron 5,1% mensual (vs. 2,6% en diciembre), en el marco de un proceso de normalización de la economía en el que se están realizando reacomodamientos de precios de bienes y servicios regulados en varias partes del país».

La inflación en la Argentina y el mundo

De todas maneras, los economistas advierten sobre la presión que está teniendo la inflación núcleo, es decir la que no contempla los precios desregulados. «Preocupa que la inflación núcleo este tan alta (3.9%) porque es lo que marca la tendencia y parece dificil de hacer caer», dice Matias Carugati, director de la consultora Seido. «En líneas generales, es preocupante que tengamos estos registros de inflación con una economía todavía deprimida; con poca o nula presión salarial; con buena parte de los precios regulados pisados; y sin un salto cambiario importante», señaló el economista.

Las subas de los alimentos, en particular, está siendo particularmente vigilada por el Gobierno, especialmente porque acumula aumentos del 42,3% anual frente a una inflación general del 38,5%. En enero, según el INDEC, este rubro trepó 4,8% debido principalmente a los aumentos en Carnes y derivados, Frutas y Aceites, grasas y manteca. En tanto, desde Economia remarcaron que este aumento se dio «tras el deslizamiento de Precios Máximos, y la actualización de Precios Cuidados».

En cuanto a las subas en las telecomunicaciones (15,1%), el Ministerio de Economia señaló que el rubro «registró una suba superior a la autorizada por el ENACOM», el organismo regulador. En tanto, otra explicación es que «algunas compañías no llegaron a retrotraer los aumentos a lo que dispuso el Enacom (5% de suba) antes de que el INDEC midiera. Entonces impactó en enero. Pero debería pasar lo contrario en febrero», advirtió uno de los economistas. Según una estimación de Ecolatina, por el peso en el índice, las telecomunicaciones explicaron 0,4 puntos de los 4 de la inflación de enero.

Otro dato que llamó la atención en el índice de enero fue la disparidad de la inflación a nivel regional. Mientras en el AMBA, la suba mensual fue del 3,3%, en el Noroeste llegó al 5,5%.

Hace poco el ministro de Economía, Martín Guzmán dijo que del equipo económico buscará que «la inflación se vaya reduciendo cinco puntos porcentuales, aproximadamente, año a año». Ese resultado «es factible macroeconómicamente» y requiere complementar con políticas de precios e ingresos que son necesarias para «coordinar expectativas», dijo el ministro.

Si la estrategia del Gobierno pasara por no levantar las anclas inflacionarias empleadas este año, como los precios cuidados o tarifas. Es posible que se opte por  el ancla cambiaria como política anti-inflacionaria. «En este caso habrá que ver si la demanda de dinero logra absorber el exceso de pesos que hay hoy en el mercado», según la consultora LCG.

En el mismo sentido, el economista Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Empiria señala: «para el año, vemos la inflación con un piso del 50%, teniendo en cuenta que el excedente de pesos del año pasado no es gratis en términos inflacionarios y que en algún momento, la escalada en la brecha también puede pasar factura sobre el ritmo de crecimiento de precios», señaló. «Si asumimos que febrero puede estar cerca del 4%, la verdad es que cada vez queda más lejos el pronóstico de Guzmán en el Presupuesto, sobre que la inflación sería 29%. Sorprende que el Gobierno siga intentando moderar la suba de precios interviniendo en el tipo de cambio oficial -cuando tiene escasas reservas netas- y controlando precios sin un plan atrás», opinó.

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *