Entrevistas

Entrevista a Mara Ruiz Malec

Emplazado en calle 115 y 67 de la ciudad de La Plata se encuentra el nuevo edificio del Ministerio de Trabajo bonaerense. Moderno por donde se lo mire.

Región Cultural se acercó hasta ahí para conversar con la Ministra que conduce una de las carteras más importantes de la Provincia de Buenos Aires. Mara Ruiz Malec nos recibió en una gran sala de reuniones, la licenciada en economía habla rápido, pero claro y conciso.  Su voz es impetuosa y determinada. Con barbijos puestos y sin mucho preámbulo nos adentramos a conversar sobre diversos temas. Gestión, pandemia, relación con los sindicatos y paritarias. Trabajo no registrado. Elecciones 2021 y también sobre “Los funcionarios que no funcionan”.

¿Quién es Mara Ruiz Malec? Es economista,  egresada de la UBA e integrante del Instituto de Trabajo y Economía, el espacio de análisis sobre la economía argentina de la Fundación Germán Abdala. Formó parte del equipo de Kicillof en la conformación del proyecto económico para la provincia. Trabajó como asesora del actual gobernador bonaerense en la Cámara de Diputados.

 

RC ¿Cómo recibiste el ministerio luego de la administración de Juntos por el Cambio?

MRM: Encontramos un ministerio vaciado en funciones y en capacidades donde lo único que había quedado era un cuerpo de trabajadores que siguieron trabajando por inercia gracias a conocimientos anteriores. Un ministerio muy desjerarquizado que no se involucraba con los conflictos de los territorios, no había criterio único en las delegaciones, no había buenos esquemas de conducción de equipos, ni que hablar de la parte administrativa, abrías una puerta y caían expedientes, actas de multas por prescribir por ejemplo, una gestión desprolija y que cuando le tocaba intervenir no hacia defensa de los trabajadores y trabajadoras, que es para lo que fue creado. Tuvimos que cambiar la identidad del ministerio y volver a decirle a los trabajadores y trabajadoras que este es un lugar donde van a ser escuchados, que esta es su casa, y que acá vamos a defender sus derechos. Además tuvimos que hacer una revolución administrativa y operativa para poner  en orden todos los procesos, aún no lo hemos terminado.

 

 “Encontramos un ministerio vaciado en funciones y de en capacidades donde lo único que había quedado era un cuerpo de trabajadores que siguieron trabajando por inercia”

 

 

RC ¿A un año de gestión en pandemia como fue el trabajo que llevaron adelante?

MRM: Fue un año muy difícil, porque tuvimos que encarar nuevas cuestiones, nosotros teníamos la expectativa que el 2020 era de reactivación económica con un programa que resolviera lo más rápido posible la deuda, y nos encontramos con un panorama distinto producto de la pandemia. Nos encontramos teniendo que preservar los puestos de trabajo, con acuerdos con el sector privado. El gobierno nacional implementó un plan con dos patas: por un lado la prohibición de despidos y suspensiones y por el otro lado la implementación del ATP (asistencia de emergencia para el trabajo y la producción)  para ayudar a las empresas a pagar salarios y mantener los vínculos laborales. También tuvimos una nueva tarea que fue la sanitaria para que todo siga funcionando, nosotros somos el ministerios que fiscaliza  y controla que se cumpla la seguridad e higiene en los puestos de trabajo, por eso también tuvimos que capacitarnos, generar normativa, inspecciones y mecanismos de dialogo. Nos enfrentamos con 2 tipos de problemas: el del trabajador/trabajadora al que no le pagaban y había sido despedido cuando no se podía y por otro lado el de los lugares laborales que tenían un caso de covid y había que salir corriendo a juntar empleador y trabador/trabajadora para ver cómo era esa vuelta al trabajo. En el medio seguir con la rutina del ministerio: apoyar a las empresas que no tuvieran el ATP y seguir incentivando el programa preservar trabajo, renovar y seguir con la gestión del programa Alas para emprendedores, además sostener la inspección laboral sobre todo cuando se reactivó parcialmente la actividad privada, y obviamente seguir mediando en los conflictos laborales, algunos productos de la crisis pero otros que vienen producto de los 4 años anteriores, sobre todo los últimos 2 años.

RC ¿Cómo ha sido tu relación con los sindicados de la provincia?

MRM: Tengo buena relación con los sindicatos, tanto los estatales como los privados, pero eso tiene que ver con que este es un gobierno peronista que tiene en su ideal mejorar la vida de los trabajadores y trabajadoras. La impronta de nuestro gobierno es esa. A veces no estamos de acuerdo con las formas o el camino, pero lo que si implementé e instrumente, por mandato del gobernador,  es ser un ministerio participativo con diálogo, una palabra que se usó mucho y se puso mucho es slogans, pero que en la práctica no se aplicaba, no se convocaba a paritarias por ejemplo. Acá se llamó a un dialogo honesto, hasta te diría que a los gremios les sorprendió al principio, pero lo vieron como una oportunidad para avanzar no solo en lo salarial sino en mejorar el empleo público, con carrera administrativas, que sea ordenado, que haya capacitación. En ese sentido, nosotros nos sentamos a discutir todo con mucha paciencia, mucho diálogo y sentando a todos los sectores.  Hay mucha deuda social en la provincia, con obras y con los trabajadores y trabajadoras, hay que equilibrar eso. Hay que mejorar la calidad salarial pero también resolver otras cuestiones importantísimas, como arreglar escuelas, hacer obras hidráulicas, caminos, etc.

 

 

“Tuvimos que cambiar la identidad del ministerio y volver a decirle a los trabajadores y trabajadoras que este es un lugar donde van a ser escuchados, que esta es su casa, y que acá vamos a defender sus derechos”

 

 

RC ¿Y con respecto a la negociación paritarias?

MRM: Fue un año con mucha incertidumbre y recién pudimos cerrar las paritarias 2020, a mí me hubiera gustado empezar a conversar antes pero no pudimos. Próximamente empezamos a trabajar con 2021 para no llegar con presión para el comienzo de las clases y no tener que estar discutiendo salarios al inicio del ciclo lectivo. Todo el año fue de mucho dialogo con el sector docente, se aprobaron protocolos, se mejoraron lo tramites etc., hay la perspectiva de comenzar en marzo, pero estamos en pandemia y esto es día a día.

RC La provincia de Bs As no está exenta al trabajo no registrado, en prácticamente todos los sectores  ¿cuáles serán las estrategias que pensás llevar adelante para combatirlo?

MRM: Hay dos aristas que tiene la informalidad que a veces se superponen: una es la evasión llana y sencilla de quien tiene la capacidad contributiva y no hace, -ahí vamos a sacar más inspectores para el control y fiscalización, y estamos en diálogos con los sindicatos para hacerlo conjuntamente-, y por otro lado tenemos al emprendedor o la economía social, que genera actividades casi de subsistencia. Con este sector tenemos que trabajar en 2 cosas, primero en incluirlo en la formalidad sin que ello genere una carga que su emprendimiento no resista, reforzando la adhesión al  monotributo social, también continuar con el programa  “Alas”; hay un conjunto de medidas que tenemos que difundir más, y también acompañar porque a veces AFIP, ARBA es un mundo desconocido. Ayudar para que esos emprendimientos duren en el tiempo,  también  vamos a acompañar con capacitación y formación.

RC Este es un año de elecciones legislativas, ¿Cómo crees que va a llegar el Frente de Todos a esta instancia intermedia, de renovación de cámaras de diputados y senadores, habiendo atravesado un 1 año de gestión en pandemia?

MRM: En primera instancia creemos en que va a ser un año de recuperación, con la producción y el cuidado del empleo. Este año en la provincia va a ser un gran año de obra pública. Hay que capitalizar eso, porque en los medios hay un sesgo más a las malas noticias que a las buenas noticias, pero se están haciendo cosas y se vas a seguir haciendo cosas, Y es muy importante recuperar el senado en la provincia, porque ha sido realmente un escollo en este año, se discutió una ley impositiva para gravar un porcentaje muy menor de propietarios para poder compensar a las personas con menos capacidad contributiva y no se pudo. Hay un sesgo muy marcado hacia quienes tienen altísimos ingresos, y  el senado que no permite sacar beneficiarían a las y los  bonaerenses. La verdad es que ha sido un año complejo. Más allá de un resultado electoral, lo que necesitamos es que la sociedad acompañe un modelo que beneficie la producción y el empleo, y beneficie el 95% de los y las bonaerenses, y haga cargar un poquito a ese 5 o 6 % que más tiene. Más que los nombres lo que yo espero es que la sociedad acompañe este modelo.

 

“No se puede titubear a la hora  de defender y llevar adelante un proyecto que sea en beneficio de las mayorías populares”

 

 

RC: La vicepresidenta de la Nación, la Dra. Cristina Fernández se refirió a integrantes del gabinete nacional como “funcionarios q no funcionan” ¿qué opinión te merecen esos dichos y como es la relación de los integrantes del gabinete bonaerense?

MRM: En la provincia de Buenos Aires tenemos un gabinete que funciona y funciona muy cohesionado, rara vez vas a encontrar anuncios individuales, todos y todas trabajamos en conjunto, siempre cada medida que llevamos adelante en cada ministerio se trabaja en conjunto con otros (ministerios). Nosotros por ejemplo, el lunes hacemos una actividad con Salud. También  trabajamos mucho con Augusto Costa (Ministro de producción bonaerense). Y con respecto a Nación, hubo de mi homónimo en Nación, medidas muy audaces, como la prohibición de despidos y suspensiones, creo que fue una medida que aún no se le ha dado la importancia que merece, imagínate si a partir del aislamiento del 20 de marzo no se hubiera implementado, hubiéramos tenido 2 millones de trabajadores en la calle, pero a su vez, se hizo mucho hincapié en ayudar a las empresas, contener y no romper las relaciones laborales. El desafío es pensar políticas que ayuden a generar empleo ayudar a la productividad pero no a costa del trabajador.

RC: volvamos a los dichos de la Cristina Fernández….

MRM: Cristina es muy audaz, y nos está pidiendo que seamos muy audaces, nos está pidiendo cambios de más profundidad. Yo lo tomo como un mandato. Nos puso una vara, no se puede titubear a la hora  de defender y llevar adelante un proyecto que sea en beneficio de las mayorías populares, a mí me interpela, pone la vara más alta y cada vez que dudamos nos vamos a acordar de ella y vamos a tener la valentía de llevar adelante políticas  que son resistidas por sectores importantes.

Por: Vero Sarazola

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *