Nación

Más argentinos viajan a Miami para vacunarse: por qué advierten que es una burbuja a punto de explotar

Ana Rosenfeld y Yanina Latorre fueron las primeras en contar en primera persona sus experiencias y crecieron las consultas para imitarlas. Qué sucede en realidad y qué dice el Consulado.

En medio del aumento de casos de coronavirus en todo el país, crece también la urgencia por conseguir vacunas contra la enfermedad. En la carrera por la inmunización, Miami se presenta tentadora: Ana Rosenfeld y Yanina Latorre contaron sus experiencias: allá las Pfizer y Moderna se consiguen gratis hasta para los turistas. La noticia corrió como pólvora y se dispararon las consultas de argentinos para ir a aplicárselas en las islas. Así lo dejaron trascender desde el Consulado argentino en Miami, consultado, pero aclararon que “es sólo para residentes”. Eso en realidad es en “teoría” porque en la práctica ya hay argentinos y turistas de Venezuela y Colombia que se la aplicaron.

¿Por qué sucede esto? “El plan de vacunación en Estados Unidos está tan descentralizado que suceden estas cosas”, le dijo a este medio. Hasta el momento es tal la confusión y el desorden en cuanto a los requisitos, que por eso aseguran que, en la práctica, los controles son casi nulos.

En diciembre el gobierno estadounidense lanzó la campaña de vacunación masiva contra el COVID-19: primero estuvo disponible la desarrollada por Pfizer y BioNTech, y luego se sumó la del laboratorio Moderna. En primera instancia, la recibieron solo personal esencial y ciudadanos mayores de 75 años.

Una de las pocas directivas comunes que estableció la administración del ahora presidente saliente Donald Trump es que las dosis son gratuitas, pero cada Estado tiene la potestad de distribuir y organizar el proceso de la forma que considere. En ese sentido, desde el 1° de enero, en Florida se informó que los mayores de 65 años, contaban con el aval para darse la inyección.

La novedad, que introdujo en la agenda mediática Yanina Latorre -al comentar que había conseguido turno para su madre-, es que no se exige residencia en la ciudad, sino que cualquiera que consiga turno, puede acceder. De manera casi simultánea la abogada Ana Rosenfeld confirmó que su hija, que vive en Miami, había conseguido inscribir a ella y a su marido (de 65 y 66 años, respectivamente). Ambos ya se aplicaron la primera dosis. La letrada, incluso, en diálogo con TN Show, remarcó que por su experiencia, “no les interesa si sos residente o turista, les importa la edad”.

Sin embargo, los requisitos y condiciones no aparecen tan claras. Desde la teoría, las autoridades indican que solo se vacunan residentes. “Hay una gran confusión y desorden. Los primeros turnos se agotaron muy rápido: 12 mil en tan solo dos horas. Cada vez que ingreso a los sitios para solicitar fecha, ya no quedan disponibles, entonces no puedo acceder a ver cuáles son los requisitos reales que exigen”, detalló Álvarez.

Pese a esto, de acuerdo con las consultas realizadas, la consigna varía de acuerdo con el centro de vacunación. “En algunos casos piden el número de Seguro Social, que solo lo tienen residentes y ciudadanos. Es imposible que pueda inscribirse un turista salvo que lo haga con el número de otra persona”, comentó. “Pero en el Hospital Jackson, por ejemplo, sí me dijeron que es posible que se consiga turno porque solo se pide una dirección física, un domicilio en el condado de Miami. Entonces supuestamente al momento de la aplicación deberían controlar eso, pero en la práctica no lo hacen”, remarcó.

“Además estamos en una ciudad santuario, no piden status migratorio. La gente llega con el turno, y solo con eso, se la aplican. Además le dan cita para la segunda dosis”, contó.

Dada la situación, aumentó el número de consultas de argentinos y, según indicó Álvarez, también comenzaron a repetir el procedimiento extranjeros provenientes de países más cercanos como Venezuela y Colombia. “A medida que se vaya conociendo, las autoridades se van a dar cuenta y van a empezar a implementar requisitos, y cuando la gente llegue no se va a poder vacunar”, remarcó. Es que la polémica ya está instalada: muchos residentes se quedaron sin vacunas por el boom turístico de inmunidad.

Falta de controles y oportunidad para el turismo

Esta ausencia de control o especificidades en el estado de Florida en lo que respecta a la vacunación generó críticas a nivel local, sobre todo hacia el gobernador Ron Desantis. El mandatario se limitó a firmar una resolución en la que se indicaban escuetos requisitos para acceder a las dosis de Pfizer o Moderna, de forma indistinta.

Residentes y personal de centros de cuidados a largo plazo; personas de 65 años o más; y el personal de atención médica con contacto directo con el paciente”, indica el texto.

La situación y el aumento de solicitudes de extranjeros en plena suba de casos positivos de COVID-19 en el Estado comenzaron a generar malestar entre los pobladores y despertó también cuestionamientos políticos. El senador Rick Scott pidió el jueves iniciar una investigación del Congreso sobre la “mala administración de la distribución de vacunas”.

Uno de los puntos que explicaría la poca intervención del gobierno local es el relacionado con el turismo. Ya que, durante la temporada de invierno, todos aquellos estadounidenses que no residen en Florida pero tienen propiedades, buscan aprovechar el tiempo agradable en las islas para inmunizarse contra el coronavirus. “La gente que quiere escapar de las bajas temperaturas viaja en esta época a Miami. Como en general es de poder adquisitivo alto, en caso de vacunarse tiene que quedarse 20 días sí o sí; y es una forma para reactivar el turismo”, explicó Álvarez.

La respuesta de Cancillería

Cancillería se contactó con el Consulado argentino en Miami, y negaron que exista una habilitación o registro. De acuerdo con la información que brindaron al organismo desde la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FIDEC), que dirige Roxana Stamboulian, con sede en Miami, por el momento solo se pueden vacunar los ciudadanos y residentes mayores de 65 años, sin excepción.

Detallaron que desde la Fundación no informan sobre sitios de vacunación a extranjeros o turistas porque no está permitido. Si bien solicitaron al Departamento de Salud local una respuesta sobre este punto, no recibieron respuesta. Sí reconocieron que las consultas de argentinos para vacunarse en Miami se multiplicaron.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *