Interés General

Sequía: la Niña afloja y alivia a los cultivos de soja y maíz

“No hay lluvia más linda que la que no está anunciada”, suelen decir algunos productores agropecuarios. Y es que, aunque la mayoría de las estimaciones climáticas predicen sequía y falta de precipitaciones para los meses de verano, desde inicios de semana los pluviómetros ubicados en distintas zonas agrícolas trajeron más que alegría a los agricultores, que ven transitar el crecimiento de sus cultivos de soja y maíz bajo condiciones de déficit hídrico y altas temperaturas.

Sin embargo, hoy miércoles en la actualización del Sistema de Alerta Temprana (SAT) se emitieron alertas de nivel rojo, naranja y amarillo por lluvias para distintos partidos del centro y sur de la provincia de Buenos Aires.

Acumulados en el noroeste de la provincia de Buenos Aires.

La zona se encontraba en alerta de nivel naranja desde ayer debido a la formación de un sistema de baja presión que ya provocó abundantes precipitaciones y tormentas fuertes en las últimas horas.

Si bien los valores de lluvia acumulados son muy irregulares en la provincia, datos oficiales informaron máximos de precipitaciones como el caso de la localidad de Dolores, que registró un récord de 276 milímetros en 24 horas dejando barrios anegados y evacuados. Mientras tanto, en Rauch llovieron 300 milímetros.

Según reflejó Esteban Moscariello, analista del mercado de granos y ejecutivo comercial en Díaz Riganti Cereales, las marcas en Necochea rondaron entre los 45 y 70 milímetros, 90 en la localidad de Lobería, 45 milímetros en Tandil y 60 en Olavarría.

En tanto, según el último informe del Instituto de Clima y Agua del INTA, durante la semana pasada las precipitaciones más importantes ocurrieron sobre Cuyo, oeste de Córdoba y zonas del NOA. También fueron importantes las lluvias observadas sobre el sur Corrientes, el norte de Misiones y el sur de la provincia de Buenos Aires.

“Las reservas de agua en el suelo se estiman muy variables para el cultivo de soja de primera. En el norte y sur de la región, se estiman reservas adecuadas, incluso la presencia de excesos hídricos, particularmente en Tucumán, Chaco y Formosa. Por otro lado, la zona núcleo se observa con reservas escasas o regulares al este, y deficitarias al oeste. Al igual que el centro y oeste de Córdoba y San Luis, donde se espera sequía. En cuanto a las temperaturas, las máximas promedio fueron en mayor medida en Buenos Aires”, indica el documento del organismo.

Fuente: INTA.

Este miércoles hubo aumento de la nubosidad, vientos que rotaron al sector sur y probabilidad de lluvias y tormentas de variada intensidad sobre Cuyo, oeste del NOA, Córdoba y Buenos Aires.

“Durante el jueves 7 se presentaría tiempo inestable sobre el norte del territorio con nubosidad variable y probabilidad de algunas lluvias y tormentas aisladas sobre el oeste del NOA, Formosa, Chaco y Misiones, mientras que el viernes 8 se prevé el ingreso de un frente frío sobre el centro y norte del país provocando lluvias y tormentas aisladas sobre el NEA, Santiago del Estero, Cuyo, Córdoba, Santa Fe y el este de Buenos Aires”, describen desde el INTA.

Emergencia agropecuaria

Sin embargo, otras provincias no corrieron con la misma suerte como Misiones, donde el Ministerio del Agro y la Producción provincial declaró este martes el estado de emergencia agropecuaria a las explotaciones ganaderas, lácteas, agrícolas y de la agricultura familiar que resultaron afectadas por la sequía hasta mediados de mayo.

Según informaron, los productores afectados que quieran acogerse a los beneficios deberán presentar certificado extendido por la autoridad competente de la provincia y las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas, y la AFIP arbitrarán los medios necesarios para que los productores gocen de los beneficios previstos ante un estado de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *