Economía Interés General

Nueva etapa de Precios Cuidados

Las empresas pidieron alzas de hasta el 25 por ciento. La renovación del acuerdo será, sin embargo, con una suba promedio de 6,5 por ciento. Esos nuevos precios se mantendrán hasta abril, con la novedad de que se duplicará el listado de productos, al pasar de 400 a más de 800.

Este jueves vence el acuerdo entre el Gobierno y los productores de alimentos por Precios Cuidados. El programa será renovado, con subas promedio del 6,5 por ciento, precios que se mantendrán hasta abril, y con la novedad de que se duplicará el listado de productos, al pasar de 400 a más de 800.  Entrará en vigencia la semana que viene.

Las dos partes están a favor de su continuidad pero no logran ponerse de acuerdo en el listado y los precios. La discusión llegó inclusive hasta la reunión de Gabinete Económico en Casa Rosada. Las empresas pidieron actualizaciones de hasta 25 por ciento, mientras que desde la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Paula Español y que lidera la negociación, se pidió que no fueran superiores “a un dígito”.

“La renovación persigue dos objetivos”, indicaron desde Jefatura de Gabinete. Por un lado, que haya nuevos ítems en el listado que no tenían presencia dentro del programa, con nuevas categorías de conservas de choclo, jabón para lavar la ropa, cremas corporales, sal y café instantáneo. Y por el otro lado, sumar nuevas variedades de primeras marcas sobre las categorías ya vigentes, donde hay significativas marcas o variedades, ya sea en presentaciones de tamaño o de sabores.

Así, se suman los fideos Terrabusi, hamburguesas de Good Mark, Paty y Swift, pan lactal Fargo, mermelada La Campagnola y BC, gaseosas light de 7up, Pepsi y Sprite, leche larga vida Sancor e Ilolay, queso Mendicrim, rollo de cocina Sussex, protectores Carefree, jabón Ala, repelente Off, más variedades de pañales Huggies, prestobarba Gillette; shampoo y acondicionador Pantene; lavavajilla Magistral, pasta dental Kolynos y cepillo dental Colgate, entre otros.

De todos modos, “la actualización del listado se concretará en los próximos días”, por lo que seguirán vigente los precios y el listado actual que se acordó en octubre pasado. Desde el Gobierno consideran que “esta es una negociación más particular y compleja, que involucra en paralelo avanzar en el deslistamiento de distintos productos del programa Precios Máximos”.

Si bien no hay definiciones sobre el futuro de Precios Máximos, que termina el 31 de enero, todo indicaría que seguirá, con menor cantidad de productos, pese al férreo rechazo empresario.

Siempre hay tensiones y tironeos, desde los años de Augusto Costa y Axel Kicillof, pero finalmente hay acuerdo”, manifestó un empresario que participa de las negociaciones. Sin embargo, consideró que esta vez es distinta a las otras tres actualizaciones que tuvo el programa durante el primer año del gobierno de Alberto Fernández. Además de Precios Cuidados y Precios Máximos, también se negocian acuerdos sectoriales como con los aceiteros, y la implementación de la Ley de Góndolas, por lo que la Secretaría de Comercio cuenta con mayor poder de negociación.

“Precios Cuidados es un programa voluntario y las firmas de alimentos están a favor. Proponen productos y aumentos trimestrales y luego deciden si continúan en el listado. Pero en la práctica el Gobierno pide los productos de primeras marcas y los premium, mientras que las empresas ofrecen otros. Si no lo incluís, te dicen que te mantienen el congelamiento de los precios de tus productos con la prórroga de Precios Máximos”, afirmó sobre las negociaciones el ejecutivo de fábrica de alimentos.

En diálogo con PáginaI12, Daniel Funes de Rioja, titular de la Copal (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios), afirmó que Precios Cuidados tiene el “aval explícito” de las empresas de esa entidad. “Coincidimos en robustecerlo con bienes de la canasta básica”, aseguró. Distinta es la posición con respecto a Precios Máximos, que no es voluntario, y le puso en marzo un tope en los precios a 20 mil productos. “Lo admitimos en la emergencia ante la urgencia, para que no hubiera problemas de desabastecimiento, pero después de 9 meses y los aumentos que hubo en los costos, debería concluir”, opinó Funes de Rioja.

Los pedidos de aumentos de las empresas varían según cada sector y compañía, y se llegaron a pedir subas de hasta 25 por ciento. “La materia primera que en algunos casos son commodities, tuvieron subas mayores al 100 por ciento”, afirmó Funes de Rioja.

En medio de la negociación con el Gobierno, la Copal sacó un comunicado en el que afirman que «no son los causantes de la inflación». Resaltan que el tipo de cambio subió 41 por ciento, las materias primas hasta 118 por ciento, la logística 39 por ciento y los salarios hasta 44 por ciento. Mientras que la inflación alcanzaría el 35 por ciento en diciembre, los alimentos y las bebidas alcohólicas subieron 28 por ciento en promedio. “Se les otorgó sólo un incremento de entre el 4 y el 10,8 por ciento en Precios Máximos”, dice el comunicado.

Fuente: Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *