Internacional

Coronavirus: escándalo en Nueva York por una boda judía ultraortodoxa con 7000 invitados

Ocurre mientras Estados Unidos lucha por aplicar medidas de control contra la pandemia, e incluso se cerraron todos los colegios de la ciudad.

Se desató un escándalo la filtración de imágenes de una boda que se celebró el pasado 8 de noviembre y a la que asistieron 7000 personas, todas ellas pertenecientes a la comunidad jasídica ‘Satmar’, una rama del judaísmo ultraortodoxo.

Se casaba el nieto de Aaron Teitelbaum, el gran rabino de la comunidad Satmar, y no plantearon en ningún momento la cancelación del enlace, a pesar de las limitaciones impuestas por la pandemia. De hecho, tal y como publica New York Post, se trató de ocultar la boda de “la prensa voraz y los funcionarios del gobierno”.

El enlace tuvo lugar en una sinagoga con capacidad para 7000 personas ubicada en Williamsburg, en el barrio neoyorkino de Brooklyn. Como se puede ver en las imágenes que se filtraron, estaba absolutamente llena. Una fiesta que nadie se quería perder, máxime cuando pocas semanas antes las autoridades habían prohibido otra boda masiva, la de otro nieto del rabino Aaron Teitelbaum, en la que se esperaban 10.000 invitados. En las imágenes se puede ver a los invitados abarrotando la sinagoga, sin barbijos y sin guardar la distancia de seguridad.

Esta vez, para que la policía no tuviera conocimiento de este enlace, tanto los novios como el rabino pusieron en práctica una medida extrema: no hubo invitaciones por escrito, sino que todo fue boca a boca, invitando a las personas más allegadas. La estrategia permitió reunir a 7000 personas en la sinagoga sin que nadie lo supiera y que solo una filtración posterior ha permitido destapar.

Los judíos ortodoxos desconfían de las vacunas y de las medidas tomadas por las autoridades para prevenir la propagación del Covid-19. Sin embargo, eso no evitó la muerte de R’Mayer Zelig Rispler, el presidente de la sinagoga, quien falleció por coronavirus a los 70 años el pasado mes de octubre y que era una de las pocas voces de esta comunidad que había pedido que se respetaran las medidas de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *