Interés General

Coronavirus: un estudio advierte que la obesidad aumenta un 48% el riesgo de muerte

Un estudio encargado por el Banco Mundial sugiere que la futura vacuna puede tener menor efectividad en las personas con sobrepeso. Un estudio encargado por el Banco Mundial sugiere que la futura vacuna puede tener menor efectividad en las personas con sobrepeso.

Según un estudio realizado a partir de una base de datos global, la obesidad aumenta un 48% el riesgo de muerte por el nuevo coronavirus y podría generar que las vacunas contra el virus sean menos efectivas.

La investigación, que publicó The Guardian, fue impulsada por el Banco Mundial y estuvo a cargo de líderes y expertos mundiales, quienes utilizaron datos de estudios realizados en distintos países, incluidos Italia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y China.

Según publicó The Guardian, los resultados de este nuevo estudio buscan presionar a los gobiernos para combatir la obesidad en sus países, incluso en el Reino Unido, en donde Boris Johnson, el primer ministro, ya lidera una campaña para reducir el exceso de peso de los británicos.

El estudio, realizado en la Universidad de Carolina del Norte (UNC) en Chapel Hill, ha demostrado que las personas con obesidad -aquellas cuyo índice de masa corporal es superior a 30- corren un mayor riesgo al contraer coronavirus en todos los sentidos. Sus posibilidades de ser internados a causa del virus crece un 113%, son un 74% más propensos a terminar en terapia intensiva y tienen un mayor riesgo de muerte (48%).

Barry Popkin, el director del estudio y profesor del departamento de Nutrición en la UNC Gillings Global School of Public Health, afirmó a The Guardian que se encuentra impresionado por los resultados finales de la investigación y que el índice de riesgo de muerte por coronavirus de las personas con obesidad es más alto de lo que el mundo pensaba.

Por su parte, Melinda Beck, coautora de la investigación, dijo que las personas con obesidad son más propensas a experimentar dolencias físicas que dificultan la lucha contra el Covid-19, como la apnea del sueño, que aumenta la hipertensión pulmonar, o un índice de masa corporal que incrementa las dificultades con la entubación en un hospital.

La obesidad podría disminuir el efecto de las vacunas

«Sabemos que la vacuna para el Covid-19 va a tener efectos positivos en las personas con obesidad, pero, basándonos en nuestro conocimiento de las pruebas sobre la vacuna contra el SARS y la vacuna contra la gripe, sospechamos que tendrá un beneficio menor en comparación con las otras «, dijo Popkin a The Guardian.

Popkin cree que los desarrolladores de las vacunas para el Covid-19 deberían observar el efecto de la obesidad en los datos de sus ensayos clínicos para así desarrollar una vacuna más efectiva para toda la población.

Fuente: La Nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *