Deportes

El oscuro historial de operaciones y sufrimiento de Juan Martín Del Potro

Cómo, cuáles y cuándo fueron sus pasos por el quirófano. El último, este miércoles, en Berna, Suiza, donde fue intervenido en su rodilla derecha.

El oscuro historial de operaciones y sufrimiento de Juan Martín Del Potro
Cómo, cuáles y cuándo fueron sus pasos por el quirófano. El último, este miércoles, en Berna, Suiza, donde fue intervenido en su rodilla derecha.

Para Juan Martín Del Potro, quedó totalmente desactualizado el viejo refrán que reza que «la tercera es la vencida». El tenista argentino ingresó por séptima ocasión al quirófano, del que lamentablemente se volvió habitué buscando deshacerse de problemas físicos que han castigado duramente una -aun así- brillante carrera.

El tandilense tomó la decisión a partir de una consulta con Roland Biedert, el hombre que hizo un estupendo trabajo con una rodilla de Roger Federer, operándola dos veces. Delpo espera ahora reponer su rodilla derecha, cuya rótula se fracturó en octubre de 2018 y lo ha tenido a maltraer desde entonces.

Después de ganar el US Open en 2009, cuando venció a Federer en la final, comenzaron los problemas. En aquel momento, fue la muñeca derecha la que empezó a provocar molestias.

Los dolores aparecieron en el Abierto de Australia y se fueron agudizando, hasta que llegando al quinto mes del año se decidió la operación. El 4 de mayo de 2010 Del Potro pasó por el quirófano de la Clínica Mayo de Rochester.

El especialista en cirugía de mano Richard Berger llevó a cabo un pequeño procedimiento en el tendón cubital del extensor carpiano en la muñeca derecha del argentino.

Del Potro volvió a jugar cinco meses más tarde, disputó apenas otros dos torneos y no jugó más en ese año, cayendo más allá del puesto 250 del ranking ATP.

Luego de tres años sin mayores inconvenientes, en los primeros meses de 2014 Del Potro volvió a padecer problemas físicos. Se retiró de Dubai, en febrero, y el 24 de marzo fue otra vez operado por Berger en la Clínica Mayo.

En esa ocasión, sin embargo, se tuvo que tratar en la muñeca izquierda, necesaria para pegar el revés, porque lo que en principio había sido un esguince de ligamentos de grado 1, terminó siendo una problemática más grave.

Delpo, que con consistencia había logrado trepar al puesto número 5 del mundo, se perdió toda la temporada y cayó hasta el escalón 137 del ranking.

Lo que debía ser el relanzamiento de su carrera, pronto se nubló. De movida, Juan Martín se retiró del Abierto de Australia. Otra vez habían aparecido molestias en su muñeca izquierda al pegar el revés y terminó sometiéndose nuevamente a un procedimiento con el doctor Berger el 20 del primer mes del año.

Ya la preocupación era mayúscula. Del Potro había vuelto a jugar, había participado del Masters 1000 de Miami y había perdido en la primera ronda, pero los dolores no desaparecían.

En cerca de una hora y media, el equipo de Richard Berger volvió a trabajar en la mano del tandilense: le reconstruyeron el tendón cubital posterior de la izquierda. En ese caso se trató de un problema muy similar al que ya había tenido en la otra mano, la operada en 2010.

La frustración hacía mella en el ánimo del mejor argentino del momento, que se sinceraba: «No quiero pelearme con el tenis, no quiero llegar a odiar este deporte. No me rindo, no me doy por vencido. Si algo no puedo dejar de hacer es luchar por lo que más quiero, que es jugar al tenis».

Pese a que quedaba casi la mitad del calendario del circuito ATP, Delpo no volvería esa temporada y retornaría en febrero de 2016 en Delray Beach, un lugar que se volvería significativo para sus vueltas al ruedo.

Las muñecas eran cosa del pasado, pero Delpo tuvo la mala fortuna de sufrir una fuerte caída en octubre de 2018, en el Masters 1000 de Shanghai, que le provocó una fractura de la rótula derecha.

Si bien al principio puso en marcha un tratamiento no invasivo y retornó al circuito en 2019, se resbaló en el césped del torneo británico de Queen’s y decidió operarse.

La intervención fue llevada a cabo en Barcelona por Jaume Vilaró y Ángel Ruiz Cotorro, quienes ya habían tratado en distintas ocasiones al español Rafael Nadal.

Siete meses después de la operación anterior, esta vez con el atenuante de que no había podido volver a jugar al tenis, Del Potro se volvió a operar, esta vez con el doctor Lee Kaplan, en Miami.

El dolor «no sólo le impide jugar al tenis, sino que también le dificulta realizar las actividades comunes de la vida diaria», había expresado el equipo de comunicaciones de Delpo.

Fuente: Clarín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *