Interés General Nación

CABA presentó el protocolo para abrir escuelas con “espacios digitales” a partir del 31 de agosto

Hay cambios con respecto a lo que trascendió la semana pasada. No es solo para 6.500 alumnos sino para todos los que tengan dificultades con la educación a distancia.El Gobierno nacional ahora tiene 5 días hábiles para aprobarlo.

El Ministerio de Educación porteño avanza con su plan para abrir escuelas con “espacios digitales” para todos aquellos alumnos que tengan problema con la educación a distancia. Los funcionarios porteños acaban de presentar al Gobierno nacional el protocolo de funcionamiento de estos espacios. Allí se estipula que la apertura será paulatina desde el 31 de agosto.

Abarcará a 634 escuelas (464 primarias y 170 secundarias), con un máximo de 15 chicos por cada escuela (con un coeficiente de ocupación de una persona cada 15 metros cuadrados). El Gobierno nacional ahora tiene 5 días hábiles para aprobarlo, pero dicen que todo está encaminado.

El plan tiene algunos cambios con respecto a lo que trascendió la semana pasada. El nuevo programa, al que llamaron “Conectate en la escuela“, no está destinado sólo a los 6.500 estudiantes que habían perdido todo contacto con la escuela -de acuerdo a informes de los mismos directores-, sino a todos aquellos alumnos porteños que hayan tenido problemas con la continuidad pedagógica en medio de la pandemia. Puede ser porque no tienen buena conectividad, la cantidad suficientes de dispositivos en sus hogares, o porque prefieran estudiar en el colegio en lugar de hacerlo en sus casas. Cualquier estudiante podrá anotarse.

Desde el Ministerio de Educación porteño afirman que en los “espacios digitales” (que tendrán el equipamiento y la conexión a Internet de los gabinetes informáticos de cada escuela), los estudiantes podrán hacer las tareas que hayan recibido de sus maestros y profesores. Y aclaran que serán diversos ambientes de la escuela, como aulas, SUM o similares.

Otra diferencia con respecto a lo que había trascendido la semana pasada es que no habrá docentes a cargo de esos espacios sino un representante del Ministerio de Educación.

El protocolo que llegó hoy a la oficina del ministro de Educación Nicolás Trotta, para su aprobación, establece también que será obligatorio, para el ingreso y permanencia en los espacios digitales, el uso de tapaboca en todo momento. Se les tomará la temperatura a todas las personas que ingresen a los establecimientos educativos para el uso del espacio digital.

Además, sólo se permitirá el ingreso de estudiantes con turno previamente asignado acompañados, en el caso de estudiantes menores de 15 años, por una persona mayor conviviente o con su correspondiente autorización. Los turnos, dice el documento, se otorgarán escalonando los horarios de entrada y salida. Y todas las computadoras serán desinfectadas luego de cada turno.

Los espacios digitales estarán habilitados cuatro horas por día (de 10 a 14). Los turnos se otorgarán de acuerdo a la capacidad de los espacios y con un máximo de permanencia de dos horas. La capacidad máxima por turno será de 9.450 alumnos sumando todas las escuelas de la Ciudad.

Críticas de los gremios

El plan en el que avanza el Gobierno porteño recibió por estos días fuertes críticas por parte de algunos gremios docentes, especialmente UTE, que forma parte de Ctera. Desde ese gremio consideran que es “una irresponsabilidad” abrir escuelas en la Ciudad en medio de esta situación epidemiológica. Afirman que no se está cuidando la salud de la comunidad educativa y dicen que, en lugar de abrir espacios informáticos en la escuelas, el Gobierno porteño debería entregar computadoras conectadas a Internet a los estudiantes y las familias que lo necesitan.

Desde el Gobierno porteño, por su parte, afirman que ya entregaron 12 mil computadoras desde que empezó la pandemia, a razón de mil por semana. Son computadoras que no tienen conexión a Internet. Y aseguran que el programa “Conectate en la escuela” va más allá de la conexión a Internet porque, “además de estar orientado a quienes no tengan buen Internet o suficientes dispositivos para todos en la familia, también está pensado para aquellos que elijan hacer las tareas educativas en la escuela en vez de en su casa”.

“Esta es una primera etapa de muchas. Tenemos que transitar un camino lento, cuidadoso y responsable para aumentar los niveles de presencialidad, darles seguridad a las familias y permitir que los chicos puedan volver a aprender, jugar y divertirse en la escuela”, dijo Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *