Interés General

Reclusos de la Unidad 5 de Mercedes transformaron una cocina de campaña

Las autoridades penitenciarias entablaron contacto con el Centro de Veteranos y Ex Combatientes de Malvinas de la localidad de Mercedes, y se pusieron a disposición para reparar y poner en valor una cocina de campaña fabricada en nuestro país en 1942.

Personas privadas de libertad de una cárcel bonaerense transformaron una cocina de campaña a leña para que funcione a gas en un hecho solidario en el que se beneficiarán centenares de chicos.

La experiencia solidaria se desarrolló en los talleres de la Unidad 5 Mercedes del Servicio Penitenciario Bonaerense en el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Las personas detenidas realizaron tareas de gas, herrería e iluminación y dejaron a la cocina de campaña, más conocida como “La Morocha”, para un uso práctico y benéfico. Es que ahora los ex combatientes van a utilizarla en las escuelas en las que brindan charlas históricas sobre la guerra de Malvinas, para calentar leche chocolatada y hasta cocinar tortas.

La cocina de campaña es un transportador de comida y tiene una olla tipo presión de 150 raciones, y lugares de guardado de alimentos. Hasta antes de la reconversión, se instalaba en un lugar y se calentaba a fuego de leña la comida, la cual se tiznaba toda por el humo, por este motivo entre las tropas se la conoce como “la morocha”, por el color negro con el que quedaba por su uso.

En los talleres del penal, los internos trabajaron a cargo del subprefecto Favio de Acevedo, y con la colaboración de todo el personal del mismo, y con la creatividad del maestro suboficial Lucas Chavaño, quien ideó como realizar los trabajos de gas, herrería y electricidad, para esta transformación.

Los privados de libertad donaron su trabajo a través del Programa Voluntariado Social y expresaron su satisfacción de poder ayudar.

Con las medidas de prevención necesarias y la distancia social aconsejada por la pandemia del Covid -19, la entrega de la cocina de campaña se realizó este jueves en el establecimiento carcelario con la presencia del empresario y ex combatiente Aldo Franco, el subdirector general de Trabajo Penitenciarios, Néstor Gascue, el jefe de Complejo Penitenciario Zona Norte, Ricardo Méndez, la secretaria de Coordinación, Amorina García, el director de la Unidad 5, Horacio Maldonado, los subdirectores Laureano Viera y Lucas Ruiz, y personal de los distintos sectores y secciones del establecimiento.

En tanto, también se descubrió un mural en homenaje a los caídos en combate y recordatorio de la soberanía de las Islas. La obra artística la realizó Walter, uno de los internos, en el ala central del interior de la cárcel.

Con la emoción en su mirada, Walter, se presentó ante el excombatiente Aldo Franco, y le dijo “esto es para demostrar nuestro respeto, y orgullo a todos ustedes, por lo que hicieron en las Islas, por defender el país, es una gran emoción poder rendirles este homenaje. Mi tío estuvo en Malvinas y cuando las autoridades de la Unidad me comentaron la idea, me corrió frio por la espalda por la emoción y el orgullo que sentí”.

Por su parte, el empresario y ex combatiente Aldo Franco, expresó su emoción y agradecimiento en todo momento, destacando que el reconocimiento y el cariño de la gente común es lo que más satisfacciones les da. Agradeció uno por uno a los internos que participaron y a la totalidad del personal que, de una u otra manera, estuvieron involucrados en los proyectos. Con respecto a la cocina contó que tenía una inmensa felicidad de verla con un futuro, ya que hacía muchos años que la tenían y no la podían utilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *