Internacional

Detienen a la hija de Michelle Bachelet por manifestarse en cuarentena por la causa mapuche

Francisca Dávalos fue apresada por los carabineros durante una manifestación en el centro de Santiago de Chile.

Francisca Dávalos, hija de la expresidenta chilena Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018), fue detenida este lunes en el centro de Santiago por participar en una manifestación en favor de la causa mapuche en una zona en cuarentena, confirmó a la agencia Efe el cuerpo policial de Carabineros.

La hija de la actual alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se encontraba junto a otras cuatro personas en el centro de la capital, -que se encuentra todavía bajo restricción de movilidad- con un permiso para compra de alimentos e insumos.

Las últimas noticias sobre el virus que afecta a la Argentina y al mundo.
Los carabineros pidieron identificarse a los manifestantes, quienes lanzaron panfletos en defensa del pueblo indígena.

Según la agencia, los carabineros encontraron que Dávalos y el resto de implicados disponían del permiso pero lo habrían usado forma fraudulenta, por lo que procedieron a su detención.

La manifestación apoyaba a la comunidad mapuche, actualmente inmersa en una escalada de conflicto con las autoridades chilenas por la disputa de los territorios considerados ancestrales. Estos territorios están ocupados por empresas de la industria maderera en el sur del país suramericano.

Entre las principales reivindicaciones mapuches se encuentran una mayor representación en el Parlamento y la creación de un Ministerio Indígena, así como el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios y la aplicación del Convenio 169 de la ONU, ratificado por Chile hace más de una década.

Según cifras del último censo, los mapuches son el pueblo originario más numeroso en el país y representan cerca del 10 % de la población.

Seis edificios municipales de la zona que habían sido ocupados días atrás por comuneros mapuches fueron violentamente desalojados la semana pasada por Carabineros, mientras grupos civiles armados con palos lanzaban gritos racistas en contra de los indígenas.

Fuente: Clarín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *