Curiosidades Interés General

Avance contra el Alzheimer: desarrollan un test sanguíneo que podría diagnosticarlo con alta precisión

NUEVA YORK, (The New York Times).- Los científicos acaban de informar el desarrollo de un nuevo análisis de sangre que logra diagnosticar el Alzheimer con igual precisión, pero de manera mucho menos invasiva y a menor costo, un paso crucial para el objetivo de pacientes, médicos e investigadores de la demencia y su reclamo histórico de un test simple, accesible y fácilmente disponible para todos.

La prueba logró determinar si ciertas personas que sufrían demencia tenían Alzheimer o una enfermedad distinta. Y también identificó señales de esa enfermedad degenerativa 20 años antes de que se manifestaran los problemas cognitivos o de memoria esperables en personas que tienen la mutación genética que causa la patología, según el informe publicado en la JAMA Network Open y presentada en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer.

En el mundo hay alrededor de 30 millones de personas diagnosticadas con Alzheimer, y se cree que para el año 2050, con el envejecimiento poblacional, ese número se habrá duplicado

El análisis estaría listo para su uso clínico en apenas dos o tres años, según estiman los investigadores y otros expertos, y representaría un método económico y simple de diagnosticar si una persona con problemas cognitivos tiene Alzheimer u otro tipo de demencia. A la larga, un análisis como este también podría ser usado para predecir si alguien sin síntomas puede desarrollar Alzheimer.

Precisión

«Este análisis de sangre predice con mucha, realmente mucha precisión, quién tiene la enfermedad de Alzheimer, incluidas las personas sin ningún síntoma», dice el doctor Michael Weiner, investigador de la enfermedad de Alzheimer en la Universidad de California en San Francisco, quien no participó del estudio. «No es la cura y tampoco es un tratamiento, pero para tratar una enfermedad primero hay que poder diagnosticarla. Y un diagnóstico preciso y económico es una excelente noticia, y en enorme avance.»

En el mundo hay alrededor de 30 millones de personas diagnosticadas con Alzheimer, y se cree que para el año 2050, con el envejecimiento poblacional, ese número se habrá duplicado.

Hay varios equipos de investigadores desarrollando análisis de sangre para el Alzheimer, que brindaría un poco de esperanza en un campo donde la medicina ha sufrido fracaso tras fracaso, en su intento por prevenir y tratar una devastadora enfermedad que despoja a las personas de sus recuerdos y de su autonomía.

La posibilidad de diagnosticar el Alzheimer con una rápido análisis de sangre también profundiza los dilemas éticos y emocionales de la gente a la hora de decidir si quiere o no quiere saber que sufre una enfermedad para la que todavía no existe cura ni tratamiento

.

Los expertos dicen que los análisis de sangre acelerarían el hallazgo de nuevas terapias, al facilitar la selección de participantes para los ensayos clínicos, un proceso caro y engorroso que actualmente lleva años y cuesta millones de dólares, ya que depende de costosas resonancias magnéticas del cerebro y dolorosas punciones para extraer líquido cefalorraquídeo.

Pero la posibilidad de diagnosticar el Alzheimer con una rápido análisis de sangre también profundiza los dilemas éticos y emocionales de la gente a la hora de decidir si quiere o no quiere saber que sufre una enfermedad para la que todavía no existe cura ni tratamiento.

Detección

El nuevo análisis, que mide la acumulación de ovillos de proteína tau en el cerebro con Alzheimer, demostró ser notablemente preciso en un estudio sobre 1402 personas de tres países distintos, en Suecia, Colombia y Estados Unidos. El análisis fue más exacto que la resonancia magnética del cerebro, y tan preciso como la tomografía por emisión de positrones o las punciones espinales, y casi tan exacta como el método de diagnóstico definitivo: las autopsias, que descubren fuertes evidencias de Alzheimer en el cerebro de los pacientes, después de su fallecimiento.

«En base a estos datos, diría que es un gran paso adelante», dice Rudolph Tanzi, profesor de neurología del Hospital General de Massachusetts y de la Escuela de Medicina de Harvard, quien no participó de la investigación.

Actualmente, el diagnóstico del Alzheimer se hace mayormente con una evaluación clínica de la memoria y las capacidades cognitivas, así como a través de entrevistas con miembros de la familia del paciente o las personas que lo cuidan

Al igual que otros expertos, Tanzi dice que esos resultados deben replicarse en ensayos clínicos en grupos más grandes, con mayor diversidad étnica y racial. El análisis también debe ser refinado y estandarizado, para que no haya discrepancia de procedimiento entre los laboratorios, y después deberá ser aprobado por los organismos reguladores.

Avance contra el Alzheimer: desarrollan un test sanguíneo que podría diagnosticarlo con alta precisión
Avance contra el Alzheimer: desarrollan un test sanguíneo que podría diagnosticarlo con alta precisión Fuente: Archivo

Actualmente, el diagnóstico del Alzheimer se hace mayormente con una evaluación clínica de la memoria y las capacidades cognitivas, así como a través de entrevistas con miembros de la familia del paciente o las personas que lo cuidan. Los diagnósticos suelen ser imprecisos, porque a los médicos les cuesta distinguir entre el Alzheimer y otras formas de demencia o de problemas físicos que desencadenan problemas cognitivos.

Un nuevo mundo

Las tomografías por positrones y las punciones espinales -costosas o incluso no disponibles- detectan niveles elevados de la proteína beta-amiloide, que en el cerebro con Alzheimer se acumula en forma de placas. Pero la acumulación de proteína amiloide no alcanza para diagnosticar el Alzheimer, ya que hay algunas personas con niveles muy elevados que no desarrollan la enfermedad.

«Que la tomografía revele que alguien tiene amiloide en el cerebro no alcanza para decir que tiene tau, y por eso no sirve como diagnóstico de Alzheimer», dice Maris Carrillo, directora científica de la Asociación de Alzheimer. Por el contrario, el análisis de sangre que mide la proteína tau parece registrar la presencia de placas de amiloide y ovillos de tau, ambas presentes en los cerebros de pacientes con Alzheimer confirmado, dice Carrillo.

«Realmente se abre la posibilidad de diagnosticar de manera más definitiva el mal de Alzheimer a través de un análisis de sangre», dice Carrillo. «¿No es increíble? Hace apenas cinco años, parecía ciencia ficción.»

Weimer, de la Universidad de California en San Francisco, dice que es muy posible que en pocos años más se hayan aprobado «varios análisis de laboratorio, para estas y otras proteínas, o incluso para el Parkinson» y otras enfermedades degenerativas. «Es un mundo nuevo el que se abre.»

(Traducción de Jaime Arrambide)

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *