Política / Sociedad

Causa peajes: Dietrich presentó un escrito y no respondió preguntas

El ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se negó a responder preguntas y presentó un escrito en la causa por las irregularidades en la renegociación de contratos de peajes con el Estado durante el gobierno de Cambiemos.

Dietrich hizo el trámite mediante videoconferencia por la plataforma Zoom ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, que tiene a su cargo el caso. El exministro envió al juzgado una presentación escrita en la que negó haber cometido los delitos que se le imputan, fundamentó su rechazo a las acusaciones y así dio por cumplida su indagatoria.

Para el lunes 27, en tanto, está prevista la indagatoria de otro de los imputados, el ex ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. Ya fueron procesados en la causa el ex titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, y el ex Procurador del Tesoro Nacional, Bernardo Saravia Frías, por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública. Ambos se habían negado a declarar y en cambio decidieron pedir el apartamiento del juez, lo que fue rechazado.

En el caso se debaten las irregularidades en la prórroga de los contratos de concesión a Ausol y Grupo Concesionario Oeste, por los peajes de la Panamericana y el Acceso Oeste.

Para el juez, los funcionarios del gobierno de Macri «actuaron con intención de perseguir una finalidad: beneficiar a las mencionadas empresas», lo que “generó un perjuicio económico al erario público, producto de un actuar doloso».

Según se desprende de la resolución de procesamiento de los ex funcionarios, está acreditado, al menos en esta instancia del proceso, que «existió un acuerdo previo de naturaleza clandestina» entre los funcionarios y empresarios para beneficiar a Autopistas del Sol S.A. -cuya accionista era la empresa del entonces presidente Mauricio Macri- y al Grupo Concesionario del Oeste.

La causa fue iniciada por una denuncia de los diputados Rodolfo Tailhade, Adrian Grana, Carlos Castagneto y Leopoldo Moreau por las irregularidades en la prórroga de las concesiones por diez años más sin licitación. Además del pago a las empresas de casi 500 millones de dólares por supuestas inversiones no amortizadas y la venta de acciones que Mauricio Macri tenía en Ausol a una empresa, Natal Inversiones.

Según los denunciantes, tres días antes de que Mauricio Macri asumiera la Presidencia de la Nación, Ausol -a través de su controlante española Abertis- simuló una demanda contra el Estado Nacional ante el CIADI por más de 1.100 millones de dólares por supuestos atrasos tarifarios, que sólo buscaba la justificación para disparar la renegociación del contrato de concesión, cuya finalización operaba en 2020.

Fuente: Ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *