Entrevistas Interés General

Adultos mayores y cuarentena: qué factores debemos tener en cuenta para asegurar su bienestar

Desde el inicio del aislamiento social obligatorio en Argentina, los adultos mayores han sido el grupo más afectado por la pandemia, no sólo porque es población de riesgo, sino porque se vieron modificados sus hábitos y se disminuyó su vida social en todos los aspectos posibles. Esta situación trajo aparejadas consecuencias principalmente en la salud mental de esta población.

La disposición del aislamiento obligatorio busca resguardarlos y fomentar su autocuidado, así como mitigar las posibilidades de contagio del virus. Sin embargo, ha generado también una serie de cuestionamientos en torno a qué estrategias espaciales se tienen que poner en funcionamiento para que no sufran inconvenientes severos en su estado anímico.

El 85,5% de los adultos mayores salió al menos una vez durante la ...

Algunos datos:

Las personas de más de 60 años, especialmente las mayores de 80, son la franja vulnerable que forma parte del grupo de riesgo, junto a embarazadas, pacientes con enfermedades respiratorias e inmunodeprimidas, diabéticos y personas con enfermedades cardíacas. Según el informe de la OMS, de contraer la infección, tienen más probabilidades de padecer una enfermedad grave por el debilitamiento del sistema inmunológico.Adultos mayores y cuarentena: “Hay que dejarles la comida en la ...

El último Informe de Estadísticas Vitales, publicado por la Dirección de Estadística e Información (DEIS) del Ministerio de Salud, reportó que en 2018 murieron 31.916 personas por neumonía e influenza (enfermedades virales de menor capacidad de contagio que el COVID-19), de las cuales 13.246 fueron mayores de 85 años, lo que indica el 41,05% de las defunciones y representa la segunda causa de muerte dentro de la franja etaria. Por eso son importantes las políticas que el Estado pueda implementar para el cuidado de este sector que se encuentra vulnerable ente la pandemia, pero también es importante que los familiares y amigos de estas personas tengan herramientas para evitar que el remedio sea peor que la enfermedad.

Consejos y recomendaciones:

Región Cultural conversó con Jonatan Ledesma, Asistente terapéutico, rehabilitador físico y espacialista en cuidados de adultos mayores. El profesional dio las siguientes recomendaciones para un mejor acompañamiento:

 Factores de riesgo:

La pandemia puede agudizar cuadros ansiosos o depresivos ya presentes en los adultos mayores (algunas veces poco diagnosticados), al aumentar la carga de estrés mental por la posibilidad de contagiarse con COVID-19.

Puede aumentar el estrés en adultos mayores por ser población de riesgo e incrementar así su sensación de fragilidad.

El aislamiento social necesario por la cuarentena puede disminuir o interferir en las redes de apoyo social con la que cuentan muchos adultos mayores, pudiendo acrecentar la sensación de soledad en ellos.

Puede aumentar la amenaza a perder relaciones significativas con otros adultos

mayores, debido al posible aumento de la mortalidad en ese grupo de riesgo.

 Prevención:

Comuníquese regularmente, ya sea telefónicamente o por videollamada, a los adultos mayores de la familia, amigos, y vecinos y cercanos, para saber su situación actual y hacerlos sentir acompañados en la cuarentena. En caso de que se viva con un adulto mayor en un hogar sin ninguna persona contagiada, acercarse a él a conversar regularmente y escuchar cómo se siente.

Use medios de comunicación cercanos, como videos, audios o llamadas telefónicas. Ellos dan una sensación de más cercanía y presencia que sólo mensajes de texto.

Pregunte a los adultos mayores cómo se sienten, cómo su rutina ha cambiado, y qué cosas están haciendo para poder sobrellevar la situación actual.

Incentive que los adultos mayores sigan realizando o inicien nuevas actividades que estén permitidas según su localidad y que no tengan riesgo de contagio. Caminar en patios cerrados, tomar sol en terrazas de departamentos, escuchar música, leer, jugar juegos de mesa, hacer deporte o yoga, entre algunas de ellas, pueden ayudar a con- servar el bienestar mental.

En el caso de vivir y/o cuidar con un adulto mayor, trate de mantenerle una rutina lo más estable posible. Mantener ritmos de sueño, de aseo y comidas pueden permitir sobre- llevar este tiempo de mejor manera.

Regule la cantidad de información a la cual los adultos mayores puedan tener acceso respecto a la pandemia. Lo suficiente para que se mantengan informados de la situa- ción actual y al mismo tiempo puedan sentir que pueden tomar decisiones sobre sus vidas.

Favorezca la sensación de pertenencia que un adulto mayor pueda tener en su familia, comunidad u hogar de ancianos.

Incentive que los adultos mayores tengan un rol social dentro de su vecindario y familia. Por ejemplo, pida consejos a los adultos mayores, basándose en su experiencia y sabiduría.

 Cuidado:

Consulte a un psicólogo o psiquiatra en caso de que note algún síntoma de deterioro en la salud mental de un adulto mayor. Pena, aislamiento, disminución de la actividad física, irritabilidad, menos comunicación, y pérdida de apetito, entre otros, son síntomas de malestar mental. 

Siempre y cuando esté permitido en su lugar de residencia, lléveles una comida, pasee a sus mascotas, realice los encargos de compras que ellos no puedan realizar.

Busque la forma de que los adultos mayores puedan retomar rutinas que tenían antes de la pandemia, de forma que logren recuperar una sensación de estabilidad.

Mantenga actividades con ellos en las que se pueda llegar a una meta o un logro disfrutable, pudiendo ser tareas individuales o en grupos.

Exprese su agradecimiento y aprecio por cualquier apoyo que usted haya recibido en la relación con ellos.

 

Para mayor información sobre cuidados durante la cuarentana: https://www.argentina.gob.ar/noticias/asistencia-de-personas-mayores-durante-la-cuarentena

Por: Nahuel Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *