Política

Video: Sin protocolo, funcionario de Larreta armó un baile en pleno Ministerio de Educación

En las imágenes se lo puede ver al Fabián Capponi, funcionario de Educación bailando junto a un grupo de personas sin barbijo y sin distanciamiento. El video fue publicado por la diputada Victoria Montenegro en sus redes: «En manos de estos funcionarios está la educación de nuestros chicos», dijo.

Cada vez son más las imágenes o los videos que muestran cómo no se respetan las normas de distanciamiento social en áreas públicas, pero no son tantas las que exhiben la desaprensión de los funcionarios que deberían velar por su cumplimiento. O transmitírselos a los niños, cuando se trata del área de Educación. En este caso se trata se un importante directivo del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

La viralización de una video que muestra a Fabián Capponi, director general de Educación de Gestión Estatal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, bailando junto a un grupo de personas que trabaja con él en el área de Escuelas Virtuales del ministerio porteño, desató una nueva polémica sobre la responsabilidad de los funcionarios.

El tuit de la diputada de la Ciudad por el Frente de Todos, Victoria Montenegro, remarca que Fabián Capponi está «¡de fiesta en el Ministerio de Educación! Sin barbijo ni distanciamiento. En manos de estos funcionarios está la educación de nuestros hijos».

Efectivamente el video muestra a Capponi bailando, cantando y abrazándose con otros participantes sin ningún cuidado por las normas de distanciamiento que supuestamente rigen en todos los ámbitos laborales.

El ámbito de la fiesta es el de Escuelas Virtuales, que está ubicado en el edificio del Ministerio que se encuentra en la Villa 31. Ante el escándalo desatado en las redes sociales, desde el Ministerio hicieron trascender que no se trataba de una fiesta sino de una actividad pedagógica destinada a ser compartida con los niños en las vacaciones de invierno. La explicación no daba cuenta de la falta de distanciamiento y barbijos, sin ningún respeto por los protocolos oficiales.

Fuente: Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *