Internacional Política / Sociedad

El Rey Juan Carlos sería expulsado de la residencia oficial y no se descarta el exilio

Su hijo Felipe tiene varias opciones sobre la mesa para salvar la Monarquía entre las que se encuentran expulsarlo o retirarle el título de Rey.

La Casa Real y Moncloa llevarían tiempo buscando la mejor solución para salvaguardar a la Monarquía del escándalo provocado por la investigación abierta por los fiscales suizos y españoles sobre los fondos de Juan Carlos I en el extranjero. Desde el Gobierno se preserva la imagen del actual monarca asegurando que los hechos que examina la Justicia, nada tienen que ver con la actual Casa Real y aseguran que la decisión sobre el Rey emérito sólo concierne a Felipe VI. Sobre la mesa está la expulsión de Juan Carlos de Zarzuela. Según las fuentes consultadas, la mudanza de Patrimonio Nacional a una propiedad privada «se da por descontada».

El monarca tiene varias opciones sobre la mesa. Algunas fuentes aseguran que la decisión «está tomada» y «se anunciará en breve». Pero mientras, las opciones que se apuntan son la mudanza del Rey emérito, su exilio o la retirada del título de Rey que mantiene desde 1975. Todos los escenarios están abiertos. Las fuentes consultadas dan por hecho que Juan Carlos I «tendrá que abandonar Zarzuela». Así de claro lo sostienen, asegurando que «está dañando la imagen de su hijo mientras viva en las mismas dependencias».

Entre las medidas ejemplarizantes, Casa Real podría despojarle del título de Rey. Una solución que requeriría del apoyo del Gobierno para aprobar un real decreto que anularía el emitido el 13 de junio del 2014, que en su disposición transitoria cuarta establece que «don Juan Carlos de Borbón, padre del Rey don Felipe VI, continuará vitaliciamente en el uso con carácter honorífico del título de rey, con tratamiento de majestad».

Las fuentes consultadas aseguran que sería un buen cortafuegos al que ya estableció Felipe VI al retirarle la asignación anual y renunciar él mismo al legado económico de su padre. Una medida de este calibre requiere además la exclusión de la Casa Real. Esto implicaría que Juan Carlos no podría aparecer públicamente junto a la Familia Real -el Rey, la Reina y las Infantas- y seguiría siendo considerado como familia del Rey, junto a sus hijas Elena y Cristina. Sin embargo, la Reina doña Sofía seguiría formando parte de la Familia Real.

La tercera opción que podría suceder es la del exilio, pero fuentes conocedoras la descartan, al menos a corto plazo, asegurando que tiene que estar a disposición de la Justicia si se abre una causa contra él. «El Gobierno distingue lo que son asuntos que afectan al ex jefe del Estado de la impecable labor que hace el Rey Felipe VI como hoy hemos visto», apuntó este jueves la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Preguntada a la salida del homenaje civil a las víctimas del coronavirus, Calvo insistió en que la Casa Real tiene que tomar sus decisiones y «al Gobierno lo que le compete es reafirmar el papel constitucional del Rey y el trabajo que hace cada día».

La vicepresidenta recordó que «una parte importante de la ciudadanía» está preocupada y reiteró que en Zarzuela estos asuntos son objeto «de debate, como es lógico» pero «afectan a un tiempo que no es el tiempo del Rey Felipe». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, admitió la semana pasada que considera «inquietantes y perturbadoras» las informaciones relativas a los presuntos negocios del Rey Juan Carlos, mientras que valoró que el actual monarca esté «marcando distancias» con el emérito.

Fuente: LPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *