Interés General Nación Política

“Ñoquis Calientes”: Una ex diputada usaba a la niñera para recaudar “retornos” de sus empleados

Se trata de Cecilia Torres Otarola quien está siendo investigada en la operación denominada “Ñoquis Calientes” en Chubut

La investigación contra la ahora ex ministra de Desarrollo Social y ex diputada provincial, Cecilia Torres Otarola, por presunto fraude al Estado la lleva adelante la oficina anticorrupción de la Procuración General de Chubut, en el marco de la investigación caratulada  “Ñoquis Calientes”. Al parecer, se quedaba con parte de los sueldos de sus asesores. Y habría cometido el mismo delito como ministra del actual gobernador.

Dicho movimiento de contrabando contra la ley, tomó público conocimiento con el caso del “Jardinero Asesor”, también conocido públicamente como “el fiel jardinero” (mejor conocido como Miguel Ángel Reto Trelles) de la exdiputada, Cecilia Torres Otárola.

El hombre había realizado una probation por violencia física contra su concubina; en tanto la “Ñinera Asesora”, cumplía el rol de “recaudadora” de los llamados “retornos” de sus empleados. Esto está contemplado en la operación “Ñoquis Calientes”.

También salió a la luz, que habían alrededor de 24 colaboradores en el caso, en el ministerio que ocupó con el actual gobernador, Mariano Arcioni. Ellos también dejaban una parte de su salario en la cuenta de la funcionaria.

En una entrevista con Clarín, Juan Carlos Núñez, integrante de la policía provincial, la funcionaria pública tiene entre sus propiedades: “dos o tres propiedades en Esquel, una camioneta de alta gama y un terreno en Cholila”.

Por su parte, el fiel jardinero de la exdiputada, está siendo investigado. Las últimas novedades, indican que el hombre cobró 370 mil pesos en un año como presunto asesor de Cecilia. Lo de la probation fue que más le llamó la atención a las autoridades competentes que están detrás de este enriquecimiento ilícito.

Sospechan de él, ya que también se detectaron movimientos bancarios desde la cuenta de Trelles hacia la cuenta de la niñera de Otárola. Por eso se estima que Cañumil (la niñera), de extrema confianza de la funcionaria investigada, era la presunta recaudadora. Por eso, los investigadores intentan determinar si se trata de un “retorno”, práctica que se repetiría en todas las contrataciones que están siendo objeto de investigación.

Fuente Radio Mitre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *