Internacional Política

Donald Trump afirmó que la tasa de mortalidad del coronavirus en EEUU es “la más baja” del mundo: es la séptima más alta

La proporción de víctimas fatales con respecto a los casos confirmados se ubica en 4%.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que la tasa de mortalidad del coronavirus en Estados Unidos es “la más baja del mundo” pese a que el país está en séptima posición en ese indicador, con peor registro que países como Brasil, Perú o India.

“Última hora. La tasa de mortalidad del virus chino en Estados Unidos es casi la más baja del mundo. Además, las muertes están cayendo en Estados Unidos. Son diez veces menos que en el pico de la pandemia. ¡Y nuestra economía está volviendo con fuerza!”, celebró Trump a través de su cuenta oficial en Twitter. Este martes, se reafirmó sin el “casi” y se quejó con los medios. “Tenemos la tasa de mortalidad más baja del mundo. ¡Las fake news (noticias falsas) deberían estar reportando estos importantes hechos, pero no lo hacen!”.

Sin embargo, según datos oficiales, la tasa de mortalidad es de 401 fallecidos por millón de habitantes, la séptima más alta del mundo, por encima de países como Brasil, Perú, Chile o India. Solo es superado por Reino Unido, México, Ecuador, Indonesia, Irán y Egipto.

El conteo de casos y muertes de la Universidad Johns Hopkins, habitualmente citado por autoridades de todo el mundo, ubica la tasa de mortalidad estadounidense en 4,4%.

El cuadro de la tasa de mortalidad con respecto a los casos detectados (Johns Hopkins University)El cuadro de la tasa de mortalidad con respecto a los casos detectados (Johns Hopkins University)

El presidente ha argumentado en las últimas semanas que las cifras norteamericanas se ven afectadas por la extensión del programa de testeos, uno de los más amplios del mundo. Sin embargo, en este aspecto tiene el efecto inverso, ya que la mayor cantidad de diagnósticos de casos leves debería bajar la tasa.

En los últimos 5 días, 14 de los 50 estados del país han registrado récords en el número diario de nuevos contagios, pese a lo que el presidente Donald Trump dijo el domingo que el “el 99 por ciento” de los casos “son inofensivos”, una afirmación refutada por los expertos.

La cantidad de muertes en Estados Unidos bajó considerablemente en la segunda quincena de junio. No obstante, aún no se ven los efectos de los nuevos casos. Lo que sí ha cambiado es que la edad promedio de los infectados es menor, por lo que la tasa de mortalidad ya está descendiendo con respecto a los primeros meses de la pandemia.

En su Twitter, Trump también volvió a defender la hidroxicloroquina, un potente antipalúdico empleado en casos de coronavirus y que las autoridades sanitarias de todo el mundo, incluidas las estadounidenses, han descartado por su ineficacia y los riesgos cardiacos.

“El tratamiento con hidroxicloroquina rebaja significativamente la tasa de mortalidad en pacientes enfermos hospitalizados con COVID-19 y no tiene efectos colaterales cardiacos”, ha publicado Trump en Twitter citando un estudio del Sistema Sanitario Henry Ford, una ONG de Detroit.

(Con información de Europa Press y EFE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *