Interés General Política

Un mero se devoró de un bocado un tiburón

Los rover marinos de la Adminstración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) reveló imponentes escenas del fondo marino. Ya que, en el último vídeo se puede ver a unos tiburones alimentándose con los restos de un pez espada. Todo cambió con la llegada de un mero gigante.

“La causa de la muerte del pez espada no está clara, quizás debido a la edad, la enfermedad o alguna otra lesión», explica a Science Alert el científico marino Peter J. Auster, de la Universidad de Connecticut.

Esto sucedió a unos 450 metros de profundidad cerca del fondo marino de la costa de Carolina del Sur, en Estados Unidos. Los tiburones identificados corresponden a la especie Squalus clarkae.

¿Qué fue lo que impresionó a los expertos?

Mientras estos animales marinos degustaban al pez, un mero gigante acabó siendo tan voraz como los tiburones. Ya que, se comió a un tiburón pequeño en casi un solo bocado. La escena se hizo viral en YouTube y otras redes sociales.

La dieta del mero gigante está compuesta en su gran mayoría por cangrejos y otros crustáceos. Por otro lado, también se alimentan de peces. Sus dimensiones son espectaculares puesto que un adulto puede llegar a medir casi los tres metros de longitud y superar los 400 kilos de peso.

Los tiburones, en pocas ocasiones figuran pocas veces en su menú.

Con información de National Geographic España, la Adminstración Nacional Oceánica y Atmosférica y Science Alert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *