Curiosidades Internacional Política

Médicos advierten a Trump que su acto en Florida es peligroso

Sostienen que la Convención Nacional Republicana debería posponer el mitin fijado para el 27 de agosto o bien reducir significativamente la participación, estimada en 40 mil personas.

Mientras Florida se convierte en uno de los focos de la covid-19 en Estados Unidos, alrededor de 200 médicos le advirtieron al alcalde de Jacksonville, Lenny Curry, que permitir el acto en el cual el presidente Donald Trump aceptará la candidatura republicana resultaría “extremadamente peligroso”. Los firmantes de la carta subrayan que la Convención Nacional Republicana debería posponer el mitin, fijado para el 27 de agosto, o bien reducir significativamente la participación.

Además, sostienen que Curry debería ordenar el uso obligatorio de tapabocas en la ciudad, una simple acción que, en un tiro por elevación a Trump, consideran que se convirtió en una “declaración política” que estimula la división entre los estadounidenses. Lejos de expresarse sobre estos temas, el presidente subió a su cuenta de Twitter y horas después borró un video en el que uno de sus seguidores grita varias veces “¡White Power!” (¡Poder Blanco!) durante una marcha en Florida, y en medio de un fuerte repudio al racismo en todo el país.

Permitir que más de 40 mil personas, incluyendo periodistas y manifestantes a favor y en contra de Trump, se acerquen a Jacksonville, es “una provocación inequívoca a la enfermedad, previsiblemente dañina e irrespetuosa desde el punto de vista médico para los habitantes de la ciudad y del resto del país”, señalan los médicos en una dura carta publicada por el sitio web local, First Coast News . En la misiva dirigida al alcalde y a la junta municipal, recuerdan que el número de contagios y de hospitalizaciones sigue creciendo en Florida, que es ahora uno de los “puntos calientes” de la pandemia en los Estados Unidos.

Los expertos también destacan que desafortunadamente hasta ahora “no hay una vacuna o un tratamiento particularmente efectivo contra este nuevo virus”, y que las autoridades sanitarias recomiendan mantener una distancia física entre personas de dos metros, usar mascarilla y no permitir grupos de más de 50 personas. Sin mencionar que Trump y sus seguidores no son partidarios de cubrirse la nariz y la boca para evitar contagios, los médicos aseguran que “para algunos las mascarillas se han convertido en una declaración política”, lo que a su juicio es “irracional” y peligroso. “El enemigo es el virus, no las demás personas”, subrayan en la carta.

En definitiva, para los médicos celebrar en Jacksonville el multitudinario acto de la Convención Nacional Republicana se va a traducir en “un aumento de las hospitalizaciones, en problemas de salud a largo plazo y en muertes”. Además, recuerdan que los que corren más peligro son las personas mayores, los pobres y los enfermos crónicos, así como los trabajadores de la salud a todos los niveles, los socorristas y los trabajadores del sector de servicios y de los aeropuertos. Un sondeo de la Universidad del Norte de Florida reveló esta semana que el 58 por ciento de los residentes de Jacksonville se oponen a que se celebre este acto en su ciudad.

En el estado se registraron en las últimas horas 9.585 nuevos contagios de coronavirus, un record diario que elevó a 141.075 los casos acumulados hasta el momento. En tanto ya son 3.419 los muertos. Florida se enfrenta a una preocupante explosión de la enfermedad particularmente entre los jóvenes que, gracias al desconfinamiento operado desde principios de junio, volvieron a copar las playas y la vida nocturna: la edad promedio de las personas infectadas es de 33 años, contra los 65 años registrados hace dos meses. El gobernador republicano Ron DeSantis, que demoró en tomar medidas de contención, apenas decidió suspender el consumo de alcohol en los bares el pasado viernes.

Trump y el “white power”

Frente a las críticas de expertos e incluso el malestar generalizado de la población, el presidente de Estados Unidos no tuvo mejor idea que compartir el domingo un video en el que se enfrentan manifestantes opositores y partidarios de su gobierno. “Gracias a la gran gente de The Villages”, tuiteó Trump sobre la filmación. “La izquierda radical no hace nada. Los demócratas caerán”, agregó, antes de borrar el tuit luego de recibir una lluvia de críticas.

La filmación, realizada en la comunidad de jubilados The Villages, en Florida, muestra a un hombre conduciendo un carrito de golf con los carteles Trump 2020 y America Primero, gritando reiteradamente “Poder Blanco”, y al que un manifestante increpa tratándolo de racista. Trump tuiteó el video poco después de las 7.30 de la mañana. Pero a las 11 ya no era visible en su cuenta de Twitter y la Casa Blanca emitió un comunicado en el que se escudó al señalar que el presidente no escuchó las alusiones al white power.

El presidente fue acusado en reiteradas oportunidades de avivar las tensiones raciales, incluso en medio de las protestas generadas en todo el país tras el asesinato del afroamericano George Floyd en manos de un policía blanco, un mes atrás. En junio de 2017, refiriéndose a los enfrentamientos entre neonazis y antiracistas en la ciudad de Charlottesville, Virginia, el presidente había llegado a declarar que existían “personas muy buenas de ambos lados”.

Fuente: Página12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *