Interés General Política

Paraliza al puerto de Buenos Aires un conflicto gremial que amenaza extenderse

Las actividades en el puerto de Buenos Aires permanecían hoy paralizadas por un conflicto laboral que amenaza con extenderse. Una protesta del Sindicato de Portuarios (SUPA) por falta de avances en la negociación salarial de la actividad de los estibadores derivó en una protesta que arrancó el sábado y se profundizó hoy cuando las empresas que operan las terminales se negaron a habilitar el acceso a los manifestantes, quienes a su vez bloquearon la entrada a los trabajadores de otros gremios.

La disputa, de raíz salarial por una paritaria pendiente, desnudó una interna entre los sindicatos portuarios y actualizó de paso la crisis del propio SUPA al que el gobierno anterior retiró la personería gremial. También reactivó la tensión en un sector sensibilizado por la detección en las últimas semanas de casos de contagiados por coronavirus que se focalizaron entre los estibadores de las terminales 4 y 5.

En cuanto a la puja intersindical, la federación de gremios marítimos y portuarios (Fempinra) acordó días atrás una revisión de su paritaria 2019 por la cual cerró una suba total de 42% por doce meses. El SUPA, que negocia por separado, les reclamó a las terminales cinco puntos porcentuales más por entender que los trabajadores tercerizados de la actividad “cobran salarios por debajo de la canasta de la pobreza”, le dijo a Ámbito Juan Corvalán, el secretario general. La negativa de las operadoras desembocó en el conflicto y la paralización de actividades desde el sábado.

El SUPA se mantiene marginado de la Fempinra que conduce el extriunviro de la CGT Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), que difundió un comunicado para tomar distancia del conflicto. Corvalán, por su parte, reconoció que otro obstáculo para las negociaciones es que durante el gobierno anterior la personería gremial de la organización fue retirada por supuestos desmanejos financieros. “Con ese argumento las terminales dicen que no pueden sentarse a negociar con nosotros la paritaria”, apuntó. La medida de fuerza se extendió a la terminal Exolgan, de Dock Sud, y la federación de Estibadores Portuarios (FEPA) amenazó con ampliarla a todos los puertos del país.

Fuente: Ámbito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *