Deportes Política

Suspendieron por cuatro años a un nadador cordobés por doping biológico

El protagonista reconoció el error que cometió en 2018, por el cual perderá medallas y premios económicos obtenidos.

El nadador cordobés Guillermo Bertola recibió una sanción de cuatro años y la pérdida de todas sus medallas logradas desde 2018 a raíz de un doping biológico, informó la Federación Internacional de Natación (FINA).

Bertola, de 30 años, campeón mundial 2017 y finalista en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 -presea que perdió-, se encontraba con una suspensión provisoria desde enero pasado, cuando recibió la notificación del control positivo de doping.

Allí inició el camino legal en el que Bertola admitió su “error” y que terminó este martes con el aviso de la FINA, a quien se encontró culpable por doping biológico, luego de haberse realizado una transfusión de sangre en 2018, que no informó a las autoridades pertinentes.

La sanción contará desde el 20 de enero de 2020, cuando fue suspendido provisionalmente, e implica también la devolución de sus premios económicos ganados.

La quita del segundo puesto del cordobés en la prueba de aguas abiertas no relega a la Argentina del quinto lugar del medallero final de los Panamericanos de Lima 2019, aunque queda con 33 medallas de oro, 33 de plata y 34 de bronce para un total de 100 preseas.

El cordobés explicó que la situación se produjo en el marco de la famosa maratón de aguas abiertas denominada Santa Fe- Coronda –fecha del campeonato mundial de la disciplina–.

Bertola se realizó la transfusión en cuestión antes de la competencia, ya que se sentía muy débil físicamente para afrontar la prueba.

“Pude haber hecho una estrategia judicial, pero decidí presentarme con la verdad. No pido ser exonerado, reconocí el error, ya que una de las cosas que me decía la FA, era que si uno reconoce su error y arrepentimiento, la sanción puede reducirse a la mitad”, destacó el nadador en su descargo a través de las redes sociales.

De todas formas, Bertola, que era uno de los candidatos a lograr la plaza para la competencia de aguas abiertas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ya había avisado que no pensaba que sería “el final” de su carrera.

“Yo creo que voy a volver y también quiero predicar un poco con el ejemplo. No quiero desaparecer, sino que quiero decir ‘a veces hay que perder un poco para ganar más adelante’. La enseñanza que me deja es que en ese momento yo le tuve que haber hecho caso a mi cuerpo, que me decía que no podía competir, quedarme tranquilo y recuperarme. Por querer ganar, ahora perdí. Es un error. Los logros que conseguí los basé en los fracasos, eso es lo que aprendí. Es un gran error”, aseguró.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *