Curiosidades Política / Sociedad

Desgastado por una fuerte interna y luego del motín en Devoto se fue el titular del Servicio Penitenciario Federal

Se trata de Emiliano Blanco que hacía seis años que estaba en el cargo.

La fuerte interna dentro del Ministerio de Justicia se cobró su primer víctima. Casando de la disputa entre la ministra, Marcela Losardo, por un lado y el secretario de Justicia, Juan Martín Mena, y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, por el otro, el titular del Servicio Penitenciario Federal (SPF), Emiliano Blanco, presentó su renuncia al cargo que ocupaba desde el 2014.

El motivo detrás de la renuncia fue la imposibilidad de que Blanco fuera nombrado como subsecretario de Política Penitenciaria, cargo que se encuentra vacante desde el 10 de diciembre y donde Losardo quería ubicarlo.

Justamente, hacía varios días que Blanco, según pudo saber BigBang, tuvo la noticia de que, aún con el respaldo de la titular de la cartera, no iba a poder ser posible nombrarlo en el cargo por la presión de los dos funcionarios provenientes del kirchnerismo.

El otro antecedente que debe considerarse fue el motín en la cárcel de Devoto, en medio de la pandemia, luego de que se hubieran generado algunos contagios dentro del penal.

“La Cámpora está avanzando”, remarcaron desde la Casa Rosada. Dos de los principales temas de agenda en lo que va de la pandemia del coronavirus (Covid-19) terminaron con esa organización ocupando espacios de poder.

El primero fue en la ANSES luego de la salida del ex titular Alejandro Vanoli como consecuencia de los duros cuestionamientos que le realizó el sector  liderado por Máximo Kirchner por dejar pasar la oportunidad de nombrar directivos en algunas empresas a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

Esa fue la gota que rebalsó el vaso luego de las fallas en el cobro de las jubilaciones y los errores en los cálculos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Su reemplazo fue una camporista pura: Fernanda Raverta.

El segundo fue la liberación de presos. Cuando comenzó la polémica el propio Mena se hizo presente en el penal de Devoto para intentar negociar con los presos esa situación. Su presentación contó con el apoyo de organizaciones de Derechos Humanos y hasta de la Procuración Penitenciaria.

La masiva liberación de presos fue una hipótesis que el gobierno nunca respaldó, aunque los medios hegemónicos se encargaron de fogonear, lo que generó reclamos desde la oposición y de sectores de la población identificados con Cambiemos.

“Hubo muchos mensajes en medios muy afines”, interpretó una fuente del SPF en relación a diferentes notas que se publicaron en donde se ponía en tela de juicio el pasado, con algunas referencias patrimoniales, de Blanco para ocupar ese cargo.

A eso se le sumó la desconfianza que tenía Blanco, según explicaron, ante cualquier problema que pudiera surgir. Es que según su razonamiento, con estos episodios, el titular del SPF podía ser el próximo blanco de una escalada de disputa de poder.

Fuente: BigBang News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *