Política Provincia

Kicillof, sobre la cuarentena en la provincia: “Si crecen los contagios, no se puede flexibilizar”

El gobernador bonaerense anunció que continuará sin cambios el aislamiento obligatorio en la provincia ante la multiplicación de casos de coronavirus en el distrito.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof advirtió que “si crecen los contagios no se puede flexibilizar”, y anunció que continuará sin cambios el aislamiento obligatorio en la provincia ante la multiplicación de casos de coronavirus en el distrito, que aumentaron cinco veces en los últimos 15 días, por lo que, además, se reforzará el control del transporte público interjuridiccional en el Amba y la asistencia a los barrios populares.

“Hasta hace 15 días había 50 casos en la provincia; el dato de ayer es de 266, se multiplicó cinco veces. La curva de contagios se está acelerando”, remarcó tajante el gobernador, quien comenzó con esos datos su exposición en la residencia de Olivos, junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Estamos en una nueva etapa que es cuando la curva inicia su proceso ascendente”, sostuvo Kicillof, quien, asimismo, defendió el aislamiento social establecido el 20 de marzo, al destacar que esta medida “dio tiempo para mejorar la coordinación entre Nación, provincia y ciudad”, y permitió que “se duplicaran la cantidad de camas de terapia intensiva en dos meses”.

En ese marco, el gobernador bonaerense remarcó que “la cuarentena salvó vidas” en el país y rechazó las críticas y los “ataques” al aislamiento prorrogado esta noche por el gobierno nacional hasta el 7 de junio inclusive.

“Es muy desagradable ver este ataque de manera infundada al esfuerzo y los logros de un pueblo”, sostuvo Kicillof y agregó: “¿Quién se puede enamorar de la cuarentena? Vinimos a poner en marcha la provincia y de pie la Argentina”.

En ese sentido, pidió “revalorizar” la estrategia encarada por el gobierno nacional y las administraciones provinciales para contener la pandemia y apuntó: “Los que atacan la cuarentena se olvidan que salvó vidas”.

En su exposición, Kicillof resaltó que “vamos 80 días del primer contagio y tenemos 10 mil casos” y contrastó ese dato con lo ocurrido en países vecinos como Brasil y Chile.

“No hay dudas que estas diferencias se explican por el aislamiento y por eso hay que valorarlo”, insistió y subrayó que la decisión temprana de imponer el aislamiento le permitió a la provincia ampliar “enormemente la infraestructura de salud que estaba muy deteriorada”, la coordinación de acciones para atender la asistencia en los 1.800 barrios populares del conurbano, y ampliar el nivel de testeos con la apertura de 18 centros de detección y la adquisición de insumos.

En otro tramo de su disertación, el mandatario bonaerense planteó que “no podemos relajarnos”, y solicitó a los bonaerenses “hacer un esfuerzo más” porque “si crecen los contagios no se puede flexibilizar” la cuarentena en el distrito.

En esa línea, aseguró que el gobierno provincial irá “monitoreando” la evolución de la enfermedad en el distrito y aclaró que “allí donde crezcan los contagios habrá que ir para atrás”.

En la rueda de prensa, Kicillof anunció también que se intensificará los controles para el transporte público interjuridiccional, que -según sostuvo- será “sólo para los trabajadores esenciales”, y afirmó que será de “utilización obligatoria de la aplicación Cuidar para que tengan el certificado en el teléfono”.

También explicó que en la provincia “las industrias podrán abrir con protocolos estrictos” y detalló que ya se han abierto más de 500 en todo el territorio, en tanto que precisó que “con el comercio se seguirá igual que hasta ahora, sólo barrial, pero no en las grandes arterias”.

Aclaró que no estarán autorizadas, por el momento, las obras de construcción en el Gran Buenos Aires, y manifestó, por otra parte que, como hasta ahora, los niños sólo podrán salir con sus padres “para hacer actividades permitidas” como las compras.

Al explicar que extremará los recaudos para evitar que el ascenso exponencial de casos registrados en las ultimas semanas en barrios populares porteños se replique en el conurbano, advirtió que “lo que pasó en el Barrio 31, en la Ciudad, si pasa en la provincia hay que multiplicarlo por cien o por mil”.

“Si hay dos zonas de diferente densidad de contagios, no hay que mezclarlas y no hablo solo de la ciudad de Buenos Aires”, sostuvo, para explicar que, también, se han dispuesto “barreras sanitarias” entre distritos del interior de la provincia para que “no se trasladen los contagios”.

“Esas son las reglas simples que hemos acordado con Horacio y Alberto”, completó Kicillof para ratificar luego su compromiso de reforzar la asistencia para “cuidar sobre todo a los más vulnerables”.

Fuente: Télam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *