Curiosidades Nación Política

Nación, provincia y CABA acordaron endurecer los controles sobre el transporte público.

En la reunión con el Presidente  y funcionarios nacionales de las máximas autoridades de Provincia y de la Ciudad de Buenos Aires, se coincidió en la necesidad de endurecer los controles sobre el transporte público, como estrategia para reducir la cantidad de pasajeros que se mueven entre ambas jurisdicciones.

Con la mediación de Alberto Fernandez, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta avanzaron en la definición de un plan de logística de transporte coordinado. Ambos distritos recibirán además un refuerzo nacional para fortalecer el plan de testeos y las medidas sanitarias en los barrios más vulnerables. En cualquier caso, se acordó que las próximas medidas que se definan para el AMBA serán coordinadas y por consenso entre Nación, Provincia y Ciudad.

En la reunión en la Quinta de Olivos, que terminó cerca de las 23, también se evaluó la posibilidad de retroceder parcialmente en la apertura comercial definida por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires hace casi dos semanas, aunque manteniendo las “salidas familiares” durante los fines de semana. La coincidencia fue que el mayor riesgo de contagio se encuentra en el transporte público, mientras que las salidas recreativas en un radio de 500 metros no tendrían repercusiones sanitarias negativas.

Con acuerdo del Ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, que estuvo presente en la reunión, se avanzó en plan de logística para fortalecer los controles en las estaciones de los ferrocarriles Roca y Sarmiento, en busca de que ingrese menos gente a la Capital, considerando que más de un millón de trabajadores cruza diariamente la General Paz por compromisos laborales.

En ese contexto, el Ministerio de Transporte decidió postergar por una semana más la prueba de los viajes con reservas previas que iba a comenzar a testear en el Ferrocarril Mitre, ramal Tigre. La conducción de Trenes Argentinos y la cartera de Meoni tomaron esa resolución con el objetivo de fortalecer previamente la campaña pública sobre cómo funciona el método y la aplicación, dejando la prueba para la próxima semana. El objetivo sería trasladar el método al Sarmiento y el Roca en el mes de junio, si pese a los controles se registrara un crecimiento en la cantidad de pasajeros. El sistema de turnos previos funcionaría solo de lunes a viernes de 6 a 10 de la mañana, y únicamente en los trenes con destino a Retiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *