Policiales Política

Berni avanza con una reestructuración de la Policía Bonaerense

El ministro suprimió los cargos de jefes departamentales y jefes de policía distrital, entre otros, y creó las unidades denominadas “Estación de Policía Departamental de Seguridad”. También transfirió áreas dentro del organigrama de la fuerza.

En el marco de la emergencia en materia de seguridad pública y de política y salud penitenciaria en la provincia de Buenos Aires, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, oficializó una serie de modificaciones en la estructura de la Policía Bonaerense.

Estas medidas alcanzarán a los 44 distritos con mayor población, y se destaca que contarán con un jefe policial que tendrá a su cargo todas las unidades de prevención y control del delito que cumplan funciones en las calles del municipio.

Entre los cambios introducidos por Berni a través de la Resolución 341/2020, con fecha 13 de mayo, suprimió en el ámbito de la Jefatura de Policía, Subjefatura de Policía, Superintendencias de Seguridad Regionales, los cargos “Jefes de Jefaturas Departamentales de Seguridad” y las unidades policiales denominadas “Jefaturas Departamentales de Seguridad”.

Ello tiene como finalidad una reestructuración orgánica y funcional de la Policía en aquellos distritos, con el objetivo de unificar el mando y control del personal que realiza tareas de patrullaje y prevención del delito, a través de la creación del Jefe de Estación de Policía Departamental de Seguridad.

Estos flamantes jefes contarán con una jurisdicción territorial que se corresponderá con la del municipio y que tendrá a su cargo a la Policía Local, al Comando de Patrullas, a todas las comisarías de la jurisdicción y a la Comisaría de la Mujer y la Familia.

En la mencionada Resolución también se eliminaron los cargos “Jefe de Policía de Distrito” y las unidades policiales denominadas “Jefaturas de Policía de Seguridad de Distrito”. En contraposición, creó las unidades policiales denominadas “Estación de Policía Departamental de Seguridad”, y determinó sus categorías en Clases “A”, “B” y “C”, de acuerdo a la población que compone el partido asignado como área de responsabilidad operacional.

La iniciativa impulsada por el Ministerio de Seguridad promueve en el ámbito de las Estaciones de Policía Departamentales de Seguridad Clase “A” La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes, La Plata y General Pueyrredón, las unidades policiales descentralizadas bajo el mando unificado del Jefe de Policía Departamental de Seguridad, denominadas “Subestación de Policía Departamental de Seguridad”.

En otro orden, Berni resolvió transferir desde el ámbito de la Jefatura de Policía, Subjefatura de Policía, Superintendencias de Seguridad Regionales, las Comisarías y dependencias subordinadas, con los recursos humanos, logísticos y la actividad administrativa, a la órbita de las Estaciones de Policía Departamentales de Seguridad, que por jurisdicción le corresponda.

Similar decisión atañe a las 44 Unidades de Policía de Prevención Local, los 46 Comandos de Patrulla y las Comisarías de la Mujer y la Familia y las Oficinas de Atención a las Víctimas de Violencia de Género.

Conforme a la resolución que lleva la firma de Berni, y en lo competente al área de policías de investigaciones, se creó en el ámbito de la Jefatura de Policía, Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial, Delegación Departamental de Investigación en Función Judicial, las unidades policiales denominadas “Subdelegación Departamental de Investigaciones en Función Judicial”.

Respecto a la formación y capacitación, en tanto, se crea la “Escuela Policial de Formación Profesional de Artes y Oficios”.

En otro de los puntos salientes, la resolución invita a las municipalidades en las cuales se crea la Estación de Policía Departamental de Seguridad, a suscribir con el Ministerio de Seguridad el “Convenio de Cooperación para el Fortalecimiento del Sistema Provincial de Seguridad Pública”.

De acuerdo a una fuente del Ministerio de Seguridad, citada por Télam, en la actual organización policial “la responsabilidad de conducción se licúa en tres o cuatro jefes que integran distintas líneas de mando superpuestas en el territorio”.

Además, sostuvo que “todas las áreas policiales uniformadas que están en la calle realizando tareas de prevención y reacción frente al delito (como la Policía Local, el Comando de Patrullas, las Comisarías y la Comisarías de la Mujer), responden a jefes distintos que están en la cúpula policial. La policía se organiza en compartimentos estancos que no dialogan ni coordinan entre sí”.

Por ello se consideró la necesidad de “unificar el mando, comando y control de todas estas unidades policiales en un solo jefe uniformado, que se haga responsable del proceso de planificación, ejecución y control del despliegue policial”.

Este nuevo esquema se aplicará a los 44 distritos que tienen más de 70.000 habitantes y a otros 14 que, si bien tienen menos población, no habían adherido a la creación de la Policía Comunal prevista para los municipios más chicos.

Fuente: ANDigital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *