Su esposa murió, perdió el trabajo en la cuarentena y quedó en la calle con su hijo de 10 años

Se atrasó con el pago en el hotel donde vivían y los desalojaron. En el refugio donde van a comer, les robaron hasta la mochila del nene.

Apenas el Gobierno decretó la cuarentena obligatoria, Daniel se quedó en la calle con Lautaro, su hijo de 10 años. Vivían en la habitación de un hotel porteño, pero no lo pudo pagar más y a los 15 días lo desalojaron.

“Me quedé sin trabajo y en la calle con mi hijo. Terminé perdiendo hasta las herramientas”, contó en Telenoche (eltrece). Daniel solía realizar trabajos de electricidad y albañilería y ahora duerme en la Plaza Congreso.

“Desde que empezó la cuarentena yo estoy en la calle. Por 180 días no me podían echar del hotel, pero me echaron igual. El candado lo tenía puesto y me quedé sin nada”, amplió sobre su situación.

El hombre y su hijo decidieron alojarse en un refugio pero allí les robaron sus pertenencias, entre ellas, la mochila de Lautaro con los útiles del colegio. “Nos quedamos con lo puesto. Si no hubiéramos tenido que ir desnudos por la calle”, se lamentó.

Entre lágrimas, Daniel manifestó que sufre todos los días por la realidad que les toca vivir y que solo le pide a Dios que no le pase nada a su hijo.

“Les pido que se acuerden del prójimo. Porque la vida tiene muchas vueltas y uno nunca sabe lo que le puede llegar a pasar. Hoy soy viejo para la sociedad. Soy un gran padre, porque le enseñó dignidad y principios”, dijo este papá visiblemente conmovido en diálogo con Martin Ciccioli.

Daniel reveló que la mamá del nene murió hace cinco años y medio como consecuencia del cáncer. Y que actualmente convive con su comadre, la madrina del Lautaro. Tanto la mujer -que está embarazada- como sus familiares vivían en el mismo hotel y también quedaron en la calle.

Lautaro contó que es “fanático de Boca” y que le gustaría ser futbolista cuando sea grande. “Soy arquero”, remarcó. Además, confesó ser seguidor de Diego Maradona y aseguró que para él “Messi no le llega ni a los talones”.

Finalmente, Lautaro fue indagado sobre qué le diría a las personas que lo pueden ayudar y conmovió a todos al responder: “Muchas gracias”.

Como Daniel y su hijo son cada vez más las personas que están en situación de calle frente a la crisis económica que desató la pandemia y, durante el informe realizado por el Noticiero Trece, aseguraron que “los refugios de la Ciudad están colapsados”.

A fin de abril, el Gobierno porteño anunció un plan de asistencia para las zonas vulnerables que incluía acciones para resguardar a la población en situación de calle frente al avance del coronavirus.

“Buscamos que a nadie le falta un plato de comida. Tras el inicio de la pandemia incrementamos la ayuda y actualmente asistimos a 260 mil personas de manera diaria”, señaló en aquel momento la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore.

Aquellas personas que puedan ayudar a esta familia pueden comunicarse con Rocío (la madrina de Lautaro) a su celular: 115575-2182.

Fuente: TN.

Leave a Comment