Curiosidades Nación Política

Modifican el programa que ayuda a las empresas a pagar los sueldos: las de más de 800 empleados podrán recibir el beneficio

A partir de ahora, podrán pedir el beneficio empresas cuya facturación creció no más del 5% entre el 12 de marzo al 12 de abril de 2020 en comparación con mismo período 2019, es decir que sufrieron una caída real del 30%.

El Gobierno incorporó más empresas al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, por el cual el Estado paga el 50% del salarios de los trabajadores del sector privado. A través de una Decisión Administrativa publicada este jueves en el Boletín Oficial, se suman nuevos rubros que pueden solicitar el beneficio, se flexibilizan los requisitos de caída de facturación y incluye también a las empresas de más de 800 empleados.

De acuerdo con el texto oficial, el programa de asistencia al trabajo se focalizó en asistir a las empresas y los trabajadores de sectores altamente afectados por la pandemia del coronavirus. Por eso, para acceder al beneficio las empresas debían cumplir con dos requisitos: pertenecer a un rubro afectado y una caída en la facturación en el período del 12 de marzo al 12 de abril, en comparación con el mismo período del año anterior.

 Hasta el momento, un total de 660 sectores fueron identificados como elegibles para ser beneficiarios. Sin embargo, el Gobierno decidió sumar nuevos rubros

Hasta el momento, un total de 660 sectores fueron identificados como elegibles para ser beneficiarios. Sin embargo, el Gobierno decidió sumar nuevos rubros que hasta ahora no habían sido incluidos y que también están afectados por las medidas de aislamiento.

Un ejemplo es el sector de tostado, torrado y molienda de café, donde se encuentran registradas decenas de cafeterías que resultaron severamente afectadas. Lo mismo ocurre con el rubro elaboración de cervezas, bebidas malteadas y malta, donde hay desde grandes compañías industriales productoras de cerveza hasta pequeñas cervecerías artesanales.

El rubro de cervercerías artesanales también se suma al programa ATP

El rubro de cervercerías artesanales también se suma al programa ATP

Otro sector que se suma es el de servicios de explotación de infraestructura para el transporte terrestre, peajes y otros derechos, donde se encuentran concesionarias de terminales de autobuses que están totalmente paralizadas. También hay empresas similares que estaban en distintos rubros, lo que implicaba un tratamiento desigual, como algunas concesionarias de peajes.

“Se constató que al interior de un sector supuestamente poco afectado existen situaciones disímiles”, explicó el texto oficial. También se sumó el rubro de venta al por mayor de chocolates, golosinas y productos para kioscos y polirrubros, donde muchas firmas experimentaron caídas. Y sectores exceptuados de la cuarentena —que hasta el momento se consideraban poco afectados por las medidas de aislamiento— pero que experimentaron caídas generalizadas, como la elaboración de aluminio o la producción de galletitas y bizcochos, pastas frescas o quesos, donde más del 30% de las firmas experimentó caídas reales superiores al 29,4%. o el caso de la producción de vinos.

Según datos de la Corporación Vitivinícola Argentina, la caída del consumo de vino estimada en marzo de 2020 respecto al mismo mes del año anterior rondaría el 30%, debido a la reducción de un 5% aproximadamente en la venta en los canales tradicionales (supermercados, almacenes, autoservicios) que representan aproximadamente el 70% del consumo, a lo que se suma la disminución a cero en el canal “botella abierta” (restaurantes, bares, hoteles) junto con el canal “enoturismo” y vinotecas, las cuales también se han visto ampliamente afectadas en la comercialización. Estos últimos representa el 30% restante del consumo.

 El Gobierno también flexibilizó el requisito de caída en la facturación para acceder al programa, lo que permitirá que se incorporen unas 140.000 empresas

“Si bien se trata actividades exceptuadas, las medidas de aislamiento han generado una contracción de la demanda tanto por la merma de las exportaciones como por la parálisis de las actividades ligadas al esparcimiento, que representan factores importantes en la demanda”, detalló el texto oficial.

Aunque no hubo una definición, el Gobierno realizó un pedido de informes a los ministerios de Educación, Transporte y Salud para realizar una evaluación pormenorizada de estos sectores para su inclusión en el programa.

Por otro lado, el Gobierno también flexibilizó el requisito de caída en la facturación para acceder al programa, lo que permitirá que se incorporen unas 140.000 empresas, que se anotaron en el segundo llamado de inscripción. A partir de ahora, podrán pedir el beneficio empresas que presentan una variación en su facturación de hasta 5% nominal positivo —en el período del 12 de marzo al 12 de abril de 2020 en comparación con 2019— que equivale a una caída real del 30% aproximadamente.

El ministro de Trabajo Claudio Moroni y el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas

El ministro de Trabajo Claudio Moroni y el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas

“El criterio de corte en 5% en lugar de en 0% permite incrementar el potencial de trabajadoras y trabajadores que percibirán el salario complementario contemplado en el Programa en alrededor de 125.000”, detalló el informe oficial.

Con los cambios realizados al programa, también se incorporan las empresas de más de 800 trabajadores, que hasta ahora estaban excluidas, y que tuvieron caídas drásticas en su facturación, como compañías de las industrias automotriz, siderurgia, grandes tiendas de venta minorista o cadenas de comida. “La relación entre las empresas de mayor tamaño y el entramado pyme indica que el cuidado de las primeras beneficia a las segundas, muchas de las cuales son sus proveedoras”, analizó el Gobierno.

 Unas 450 empresas de más de 800 empleados se inscribieron para recibir el beneficio, pero son 195 las que tuvieron una facturación inferior al 5% nominal

Unas 450 empresas de más de 800 empleados se inscribieron para recibir el beneficio, pero son 195 las que tuvieron una facturación inferior al 5% nominal (o -29,4% real). Estas 195 empresas emplean a 394.000 trabajadores.

También se incorpora a partir de ahora a las empresas más nuevas, que no tuvieron facturación en marzo del año pasado, lo que hasta ahora impedía analizar su caída en la facturación, según los criterios que se habían establecido.

La publicación de la Decisión Administrativa, también resolvió la ampliación de quienes pueden tramitar el crédito tasa cero, ya que se incluye a los trabajadores autónomos que no realizan aportes al Sistema Integrado Previsional Argentino pero que se encuentran afiliados a las cajas profesionales provinciales y a los que iniciaron actividad después de marzo de 2019.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *