Interés General

Diez presos famosos pidieron salir de la cárcel por estar en los grupos de riesgo y no los dejaron

Entre ellos hay un femicida, un ex jefe policial, asesinos y hasta un ex juez de garantías acusado de proteger a una banda de delincuentes.

Yo todos los días, sin variación alguna, estampo mi firma en más de 400 decretos y reclusiones. ¿Usted piensa que yo puedo leer todo eso?”. En mayo de 2009, el juez de ejecución Axel López, duramente cuestionado por haber liberado al asesino de Soledad Bargna (19), planteaba un escenario judicial preocupante: reconocía que no podía analizar los expedientes de los delincuentes que excarcelaba.  La situación en la Justicia no varió demasiado e incluso se agravó con la pandemia del coronavirus: jueces de garantías, ejecución y orales reconocen haber recibido una oleada de pedidos de arrestos domiciliarios por el riesgo de contagio que existe en las unidades penitenciarias. Desde el 20 de marzo pasado, cuando se decretó el aislamiento social y obligatorio, muchos detenidos intentaron salir con la excusa del coronavirus pero apenas un puñado lo consiguió.

De hecho, las estadísticas más recientes indican que el porcentaje de las excarcelaciones otorgadas hasta el momento es relativamente bajo. En provincia de Buenos Aires, por ejemplo, fueron beneficiados 599 detenidos sobre un total de 43.200 presos. Una situación similar ocurrió en las cárceles federales, donde hasta el momento salieron 320 de una población total estimada en 12 mil. Los reclusos más mediáticos que están en los grupos de riesgo, obviamente, jugaron la carta para intentar dejar la cárcel, pero no lo consiguieron por distintas razones. En la lista hay un femicida, dos capos narcos, asesinos y hasta un ex juez de garantías acusado de proteger a una banda de delincuentes, entre otros.

  • Cesar Melazo (59): El ex juez de garantías platense, acusado de proteger a una banda que realizaba entraderas, adujo afecciones cardio-pulmonares y otras patologías, pero el pedido para regresar a su casa de Gorina fue rechazado en dos instancias. Primero recibió la negativa del juez de garantías Carlos Crispo y luego de la Sala II de la Cámara de Apelaciones y Garantías, integrada por los jueces Sergio Almeida, Laura Lasaga y Raúl Dalto. Los camaristas entendieron que no se trata de un interno que tenga una patología cardíaca, oncológica o autoinmune, y resolvieron que continúe detenido en el penal de Ezeiza.
  • Luis Saucedo (39): “El Gordo” está señalado como uno de los capos narcos de la banda que fue desarticulada en la Operación Sapucay, en la que además fueron detenidos el intendente de Itatí, Natividad Terrán, y el vice Fabio Aquino. Como pasó más de dos años y medio prófugo, el Tribunal Oral Federal Nº 3 entendió que no existen garantías como para otorgarle el beneficio del arresto domiciliario, pese a que su defensa informó que tiene diabetes y forma parte del grupo de riesgo.
  • Fernando Farré (57): El empresario que asesinó a puñaladas a su mujer en un country de Pilar hizo el intento. Entre cosas, argumentó formar parte del grupo de riesgo por ser hipertenso y además enumeró otros problemas que lo aquejan: hernia de hiato, úlcera sangrante, problemas de depresión profunda con tratamiento psiquiátrico. El juez Esteban Andrejín, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro, rechazó el pedido al entender que su cuadro “no alcanza para otorgarle una prisión domiciliaria”.
  • Martín (46) y Cristian Lanatta (48): Los hermanos condenados por el triple crimen de General Rodríguez y los delitos que cometieron cuando se fugaron del penal de General Alvear, hicieron un pedido en conjunto que también les fue denegado. Cristian, según argumentó uno de sus abogados, no tiene bazo, le funciona un solo riñón, tiene insuficiencia cardíaca y diabetes. “Sabemos que si sigue en una celda común se muere sí o sí, es sólo cuestión de tiempo”, aseguró Roberto Casorla Yalet.
  • Horacio Conzi (61): El empresario condenado por el crimen de Marcos Schenone se presentó como un preso de riesgo, pero tampoco podrá salir de la cárcel. Conzi presenta una enfermedad coronaria preexistente, un tipo de arritmia -fibrilación auricular- que lo obliga a estar anticoagulado y a someterse a controles permanentes. La jueza Victoria Elías García Maañón rechazó el pedido teniendo en cuenta el fallo de Casación, pero le pidió al Servicio Penitenciario Bonaerense que lo aísle del resto de la población carcelaria.
  • José Roberto Sterz (69): “El Viejo” cumple condena a diez años de prisión por una cocina de droga en Paraná y está procesado en otra causa por ser el presunto líder de una organización narco criminal. Su defensa planteó el tema de su edad para obtener el beneficio, pero los jueces de la Cámara Federal, Mateo Busaniche, Beatriz Aranguren y Cintia Gómez, entendieron que no se verifica “una agravación ilegítima de la forma y condiciones en que se cumple la privación de la libertad” y le negaron el pedido.
  • Ana Cristina Moyano (42): La mujer condenada por el secuestro y crimen de Matías Berardi (16), ocurrido en septiembre de 2010 en la localidad bonaerense de Benavídez, tiene asma, epoc y problemas renales. Sin embargo, el juez del Tribunal Oral Federal N° 3, Daniel Cisneros, no aceptó morigerar su detención porque entendió que existe “riesgo de fuga”.  Moyano está detenida en el penal de Ezeiza desde diciembre de 2010. Para Cisneros “no reúne los extremos que admitan la procedencia de una prisión domiciliaria” en base a las patologías que presenta porque “se encuentran debidamente atendidos”. En la resolución el magistrado agrega que Moyano “se niega” a concurrir a los controles médicos en el penal.
  • Nicolas Pachelo (43): El sospechoso favorito de la familia García Belsunce está preso hace dos años por una serie de robos en countries de Pilar, Tigre y Berazategui. El acusado por el crimen de María Marta García Belsunce tiene asma, una patología incluida en la población de riesgo. Los jueces Federico Ecke y Osvaldo Rossi rechazaron el pedido, pero le ordenan al SPB la provisión del medicamento “Salbutamol” para el tratamiento del asma crónica que padece.
  • Carlos “Pipi” Maldonado (43): Es un ex policía santafesino que está detenido desde el 29 de febrero pasado acusado de colaborar con una banda que descargaba marihuana en avionetas. Su abogada María Estela Marucci presentó el pedido de excarcelación porque su cliente está diagnosticado con Epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), pero además señaló que en las últimas semanas presentó un cuadro febril y dificultades para respirar. Sin embargo, el juez subrogante Marcelo Bailaque, desestimó el pedido.

Fuente www.perfil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *