Deportes

Se fue el Indio Ortiz y ya empiezan a sonar nombres para reemplazarlo en Gimnasia

El exentrenador de Banfield y Boca Julio César Falcioni tuvo un paso por la institución en el 2007 y los dirigentes creen que es el indicado para sacar al equipo del fondo de la tabla. El Emperador viene de dejar atrás una dura enfermedad y esta podría ser una de las trabas para que emprenda su regreso a La Plata.

Luego de la derrota 1 a 0 ante Argentinos Juniors, el Indio Ortiz dejó de ser el entrenador de Gimnasia y los dirigentes ya empezaron a moverse para encontrarle un reemplazante. Por estas horas, Julio César Falcioni aparece como el principal candidato y, de los primeros nombres que surgieron, es del agrado de los dirigentes. Un poco más atrás aparecen Eduardo Domínguez y Gustavo Álvarez, el actual técnico de Aldosivi.

Con el equipo completamente hundido en el fondo de la tabla y un preocupante nivel futbolístico, la pregunta que sobrevuela en el universo tripero es saber quién se hará cargo del plantel en ese momento. Los primeros nombres apuntan a un entrenador de los denominados “sacapuntos”, algo que le hubiera venido bien a Gimnasia si el hincha se pone a analizar en frío las últimas cuatro derrotas.

La situación está en el punto más crítico porque el Lobo no gana hace ocho fechas y las incorporaciones no están teniendo el rendimiento que se esperaba. Para colmo, los principales rivales en la lucha de los promedios sumaron una interesante cantidad de puntos y hundieron al club mens sana en el fondo de la tabla.

Ya sin el Indio, los dirigentes buscan dar el famoso golpe de timón e intentarán convencer a Falcioni para que se haga cargo del momento. El Emperador no dirige desde su último paso por Banfield y viene de superar una dura enfermedad, por lo que su estado de salud puede ser un impedimento para que tome las riendas en un equipo que está peleando el descenso.

En el borrador también aparecen los nombres de Eduardo Domínguez, de buen paso por Colón y Huracán, y Gustavo Álvarez, un hombre que a priori parece muy difícil porque está trabajando en el Tiburón de Mar del Plata.

Cada hora que pasa es fundamental para que Gimnasia empiece a rearmarse y pueda reamarse para pelear la permanencia en la Superliga Argentina de Fúbol (SAF).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *