La Región

Trabajadores de Papelera Platense reclaman por su fuente laboral.

Los integrantes de la firma radicada en Ringuelet realizaron una protesta en Camino Centenario para visibilizar la crisis que atraviesan y que pone en peligro a doscientas familias.

La cooperativa Unión Papelera Platense atraviesa una fuerte crisis que obligó a sus trabajadores a protestar esta mañana para poder visibilizar su reclamo y su presente: realizaron un corte desde las 9 de la mañana en Camino Centenario.

Y sí, su situación actual es apremiante pero desde hace tiempo. La planta que se dedica al reciclado, producción y distribución de papel corre peligro de cerrar sus puertas debido a las impagables tarifas de gas.

Con boletas que superan los $8.000.000 mensuales, los tarifazos aplicados desde 2015 ponen en riesgo 60 fuentes de trabajo directas y el trabajo de más de 250 recicladores urbanos que comercializan el material en la industria.

Frente a esta situación, la empresa Camuzzi se niega a negociar, y unas doscientas familias ahora ven en riesgo su principal fuente de trabajo.

De manera directa, la producción de la planta sostiene a sesenta familias, mientras que de manera indirecta el número llega a trescientos, que trabajan de manera periférica con la cooperativa, como recolectores, recicladores, fleteros, entre otros que se dedican a «changas» y trabajos temporarios.

“Hace tres semanas que venimos con este reclamo, donde tratamos de no salir a la calle y que nos puedan refinanciar la deuda con Camuzzi porque sino tenemos que cerrar las puertas” contó José, un trabajador de la planta.

“En cuanto a las negociaciones, tuvimos varias reuniones pero no hemos conseguido respuestas. Lo que menos queremos es salir a las calles” agregó y aseguró: “El gas es el corazón de la fábrica, nos permite secar el papel. Sin el gas es lo mismo que nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *