La Región

La Plata saca a las calles los patrulleros de Larreta

Frente al problema de la inseguridad, y gracias a un convenio firmado en 2016, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires entregará en comodato al municipio cinco móviles blindados que formarán parte de un plan integral de control en la vía pública.

En medio de una compleja situación en materia de inseguridad y donde todo recurso es bienvenido para el Municipio, la ciudad de La Plata sumará diez patrulleros provenientes del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Según explicaron fuentes municipales, el arribo de los móviles viene de un acuerdo que se firmó en 2016 cuando los intendentes de Cambiemos hicieron pie en la provincia de Buenos Aires. En ese entonces, Horacio Rodríguez Larreta, que llevaba sobre sus espaldas 8 años como jefe de Gabinete de la CABA y 4 años como jefe de Gobierno, vino en “auxilio” de los intendentes inexpertos.

En ese entonces, se conformó un sistema de ayuda en la gestión, por ejemplo, con la puesta en marcha de los tableros de control y la capacitación pertinente. Se apuntaba a dos líneas de trabajo: por un lado con el SAME, hubo donaciones de ambulancias, y por otro lado, en seguridad.

En ese tema, justamente, se hizo algo parecido, sumando la experiencia de la Ciudad de Buenos Aires, y se firmaron algunos convenios que fijan la posibilidad de la entrega de algún tipo de móvil que la Ciudad de Buenos Aires fuera dejando en desuso, reacondicionarlos y entregarlos en comodato al municipio.

De este modo, ahora llegan a la capital bonaerense cinco patrulleros, y luego se entregarán cinco más, los cuales se sumarán a la flota de 18 vehículos y 12 motos de la Guardia Urbana de Prevención (GUP), potenciando su poder de control y prevención en la vía pública. Los mismos se articularán, a su vez, con los 33 vehículos y 17 motos con los que cuenta el área de Control Ciudadano.

Se trata de cinco vehículos modelo Ford Focus, blindados, y que serán utilizados por agentes de GUP para realizar recorridos por distintas zonas de la ciudad en la franja horaria de 8 a 3 de la mañana.

La idea del municipio es diagramar un “plan integral de control y presencia en la calle”, y mientras tanto intenta reencauzar el diálogo con la provincia de Buenos Aires, donde “la línea está cortada”, debido a la mala relación con el ministro de Seguridad, Sergio Berni.

De todos modos, la intención de la comuna es que la Provincia vuelva a convocar a la mesa de trabajo que se había conformado al inicio de la gestión y que después intempestivamente se dejó de realizar con el agregado del corrimiento de Sebastián Martínez Paz de la Jefatura Departamental La Plata.

A partir de allí, la relación entre el municipio y el ministro Berni se convirtió en un teléfono descompuesto que, al fin y al cabo, termina no favoreciendo a nadie en un tema tan sensible para los platenses como es la inseguridad.

Fuente: Diario Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *