Internacional

Estados Unidos: una masa de aire polar provocó un apagón en el sur

El país quedó parcialmente a oscuras por una ola polar sin precedentes. Texas, acostumbrada al calor extremo, ahora lidia con el frío.

Una masa de aire polar provocó un frío récord en el sur y centro de Estados Unidos esta semana, lo que dejó a millones de personas sin electricidad en Texas, la central energética del país. A este fenómeno climático se le sumó este jueves una tormenta invernal que cubrió de nieve la región del noreste y atrasó la vacunación contra el coronavirus.

El frío proveniente del Ártico golpeó desde el lunes a varios de los estados del sur de Estados Unidos, como Texas, Oklahoma o Carolina del Norte, cuyas poblaciones suelen estar más preparadas para enfrentar olas de calor que de bajas temperaturas.

En Texas se registraron decenas de muertes por la ola de frío y 7 millones de personas tuvieron que hervir el agua antes de poder consumirla.

El gobernador de Texas, Greg Abbott afirmó que 1,6 millones de hogares recuperaron la luz, pero que casi un millón seguía sin electricidad este jueves en todo el país, unos 360.000 de ellos en Texas, la capital energética, y el resto en Misisipi, Luisiana, Oregon y Kentucky, según el sitio PowerOutage.us.

Abbott intentó culpar a las energías renovables -como la eólica- por la falta de energía pero pronto se confirmó que el apagón fue producto del congelamiento de las cañerías de gas natural y que probablemente el fenómeno de este año se deba al cambio climático que el funcionario suele negar en público en favor de la utilización de combustibles fósiles.

El pronóstico es lúgubre para los próximos días: habrá «nieve y hielo desde las planicies del sur hasta el medio Atlántico y el noreste«, alertó el servicio nacional meteorológico (NWS).

Mientras tanto en Nueva York se registraban 7 centímetros de nieve este jueves al mediodía en Central Park, y se espera más hacia la noche en lo que se considera la tercera tormenta del invierno, según el NWS.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, indicó que el mal tiempo en gran parte del país retrasó la llegada de dosis de la vacuna contra contra el coronavirus e impidió hacer unas 30.000 aplicaciones.

Por su parte el gobernador del vecino estado de Nueva Jersey, Phil Murphy, anunció el cierre de varios centros de vacunación.

Más de 100 millones de personas que residen en el medio oeste de Estados Unidos están afectadas por estas tormentas invernales de alta intensidad, consignó la agencia AFP.

En Texas, millones de personas quedaron sin calefacción y usaron leña, parrillas, generadores de gas y hasta sus propios coches para calentarse.

Las empresas de energía decretaron apagones rotativos para enfrentar la alta demanda de calefacción, que coincidió con el congelamiento de turbinas eólicas, cañerías y plantas energéticas.

Las autoridades de Texas abrieron unos 300 «centros de calentamiento». Al otro lado de la frontera sur, las autoridades de México informaron que seis personas murieron a raíz del frío.

Texas es el único estado continental de Estados Unidos que tiene una red energética independiente, pero el frío dejó al descubierto las fallas de su red ante estas temperaturas extremas y los efectos del cambio climático.

El frío glacial dejó hasta ahora 38 muertos en Estados Unidos, la mayoría en accidentes de tránsito, según la prensa local. Decenas de personas fueron tratadas por intoxicación con monóxido de carbono e hipotermia.

La tormenta ya generó al menos cuatro tornados, incluido uno en Carolina del Norte que mató al menos a tres personas e hirió a 10, según Weather.com.

El frío tampoco perdonó a los animales: una docena de monos, incluido una chimpancé de 58 años, murieron debido al frío en el santuario Primarily Primates, cerca de San Antonio, informó esta organización, que no tiene electricidad desde el lunes.

Fuente: Minuto Uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *