Deportes

Copa De La Liga: Gimnasia metió un triunfazo en el bosque

El Lobo venció 3 a 0 a Talleres, con goles de Weigandt, Brahian Aleman y Lucas Barrios; por la segunda fecha de la Zona 2.

Por la segunda fecha de la Copa de la Liga Profesional, Gimnasia consiguió un triunfazo en su partido ante Talleres. Goleó 3-0 por los goles de Marcelo Weigandt en el arranque, Brahian Aleman de penal en el segundo tiempo y Lucas Barrios de cabeza sobre el final. En el Lobo, que hace las veces de local en el Bosque pese a que en un momento lo iba a hacer en el Estadio Ciudad de La Plata, se produce el debut oficial de Rodrigo Rey, el arquero que llegó para reemplazar a jorge Broun.

A los 5 minutos, en el primer tiro de esquina tras una buena llegada al fondo de Matías Melluso, llegó el gol de Marcelo Weigndt. Lo hizo tras recibir sin marca casi afuera del área un tiro de esquina ejecutado por Ezequiel Miranda. Derechazo fuerte y gol.

Tras ese gol el Lobo fue el dueño del partido. Esperó en su campo y vio cómo Talleres mostró un severo problema en el traslado y la construcción del juego. Por eso cada contra fue un dolor de cabeza, principalmente por las proyecciones de Johan Carbonero, tanto por derecha como izquierda.

Promediando los 15 minutos Talleres empezó a llegar con peligro al área de Rey. Con mucha tenencia y rotación llegó con pelota dominada, pero no pudo o supo cómo rematar al arco. Por eso en la medida que fueron pasando los minutos el Lobo se fue haciendo más fuerte.

Gimnasia que se mostró sólido en el fondo y dinámico para salir rápido de contra, vía por la que elaboró al menos un par de ataques de alto riesgo que pudieron desembocar en una segunda anotación. Eric Ramírez hizo pegar la pelota en un palo, el arquero Marcos Díaz evitó que la continuación de la jugada terminara en gol y Johan Carbonero, un verdadero peligro para sus marcadores, levantó el remate desde posición favorable en otra jugada a favor del Lobo en un partido entretenido.

En el segundo tiempo el partido se jugó con la misma intensidad, pero Talleres intentó ser más profundo con pases largos, ya no tanto apostando a la tenencia sistemática de la pelota. De esta manera tuvo dos chances inmejorables en el arranque, la más clara la que perdió Carlos Auzqui debajo del arco, sin resistencia: la agarró mordida y terminó despejando la pelota en lugar de empujarla al gol.

En el mejor momento de Talleres llegó el segundo gol. Fue una jugada rápida donde Wegandt recibió una infracción afuera del área, pero Germán Delfino marcó penal. Por las reiteradas protestas, fue expulsado Franco Fragapane.

La falta fue cambiada por gol por Brahian Aleman, para empezar a definir el partido, pero cuando empezaba a bajarle la cortina, el colombiano Harrinson Mancilla cometió una falta en la entrada del área y Delfino le mostró la segunda tarjeta amarilla: expulsión y otra vez a defender, pero con una importante diferencia a su favor.

Sobre el final llegó la frutilla del postre, justo unos minutos después de un gol insólito (otro más) que erró Carlos Auzqui. Desbordó Brahian Aleman por la derecha y tiró un centro del corazón del área, para que Barrios ganara de cabeza ante dos centrales.

El partido fue entretenido, verdaderamente. Gimnasia sacó una pronta ventaja, tras lo cual permitió que la pelota fuera manejada por Talleres, que se expuso a réplicas que cerca estuvieron de permitirle aumentar al local. En el segundo tiempo, los cordobeses desaprovecharon un par de situaciones muy claras, casi debajo del arco, y cuando el empate parecía estar a la vista, el penal en cuestión selló el 2-0 que el conjunto mens sana redondeó a pesar de la expulsión sufrida por el colombiano mancilla a las 24 minutos.

Con este triunfo, Gimnasia totaliza cuatro puntos en el presente torneo, porque en la fecha anterior había cosechado un empate 2-2 como visitante de Boca, en la Bombonera.

Fuente: El Día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *