Internacional

El gobierno de Perú niega que Sagasti haya recibido la vacuna contra el coronavirus de manera indebida

Se sospechaba que el mandatario estuviera en la lista de los 487 funcionarios que fueron inmunizados con dosis destinadas al personal médico a cargo del estudio que Sinopharm realiza en el país.

En el medio del escándalo por el «Vacunagate», una vacunación contra el coronavirus que se realizó en secreto para 487 funcionarios y ex funcionarios de Perú, el gobierno tuvo que salir a desmentir los rumores sobre que el presidente, Francisco Sagasti, fue inmunizado mientras el laboratorio chino Sinopharm hacía ensayos clínicos en el país.

«El Despacho Presidencial descarta y rechaza, de manera categórica, tales versiones que solo buscan desacreditar la labor que viene realizando el jefe de Estado», sostuvo la Secretaría de Comunicación Estratégica y Prensa de la Presidencia de Perú en un comunicado.

La sospecha era que Sagasti recibió la vacuna china antes del 9 de febrero, que fue cuando se inoculó oficialmente contra el COVID-19.

El ex presidente Martín Vizcarra fue uno de los 487 dirigentes peruanos que fueron vacunados en secreto contra el coronavirus. Foto AFP

El ex presidente Martín Vizcarra fue uno de los 487 dirigentes peruanos que fueron vacunados en secreto contra el coronavirus. Foto AFP

Por otro lado, este miércoles el viceministro de Salud Pública, Percy Minaya, informó que la comisión que investiga el escándalo de la vacunación a distintos funcionarios y sus allegados, entre ellos ex ministras y el ex presidente Martín Vizcarra, presentará un informe sobre el caso en ocho días.

Minaya, miembro de la comisión, precisó que la investigación implicará una revisión del Instituto Nacional de Salud (INS), el centro de ensayos de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), el anexo de la Universidad San Marcos y una lista de 487 personas que llegaron a recibir el inmunizador.

El funcionario dijo que se realizará un «informe extenso» tras «supervisiones, entrevistas y varias evaluaciones» para llegar a una conclusión sobre la inoculación indebida del inmunizador de la farmacéutica china Sinopharm durante los ensayos clínicos en el país.

Las universidades mencionadas tuvieron a su cargo la dirección de los ensayos clínicos, y un grupo de investigadores de la Cayetano Heredia fueron los encargados de la aplicación de las vacunas de forma secreta.

Al respecto, el responsable de la fase 2 de los ensayos clínicos, Germán Málaga, ha insistido este miércoles en que su equipo no decidía qué funcionarios se inmunizaban.

«Quiero dejar claro que el equipo de investigación no tomaba parte de estas decisiones de quienes se vacunaban en el Ministerio de Relaciones Exteriores o del Minsa (Ministerio de Salud), eran las personas que se habían designado quienes enviaban sus relaciones o traían personal que trabajaba en el ministerio y nosotros de buena fe procedíamos a vacunarlas», argumentó.

Entre los altos cargos que se vacunaron en secreto se encuentran el ex presidente Vizcarra (2018-2020), la ex ministra de Salud Pilar Mazzetti y la ex ministra de Relaciones Exteriores Elizabeth Astete, entre otros funcionarios.

Asimismo, participaron en el escándalo autoridades de la UPHC, como el rector, Luis Varela Pinedo, y los vicerrectores José Espinoza y Alejandro Bussalleu, quienes han renunciado este miércoles ante la demanda de la comunidad universitaria.

Funcionarios desplazados

En el mismo contexto, este miércoles la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, afirmó que fueron desplazados de sus puestos a hasta 16 funcionarios que también fueron inoculados de forma indebida, ocho de la cartera de Salud y otros ocho de Relaciones Exteriores.

«En la lista también se identificó que había dos ex funcionarios de la Presidencia del Consejo de Ministros que fueron vacunados. Ninguno de estos dos funcionarios fue contratado por mi gestión y actualmente ninguno de ellos trabaja en la Presidencia del Consejo de Ministros», aclaró en una rueda de prensa.

Asimismo, Bermúdez subrayó que, tras analizar las listas de personas vacunadas de forma irregular se concluyó «que del total de personas vacunadas fuera de los ensayos clínicos, alrededor de un 25 por ciento, al momento de recibir las vacunas, eran funcionarios públicos».

«Actualmente ninguno de ellos forma parte del ‘staff’ del Gobierno», agregó.

Por otra parte, reconoció que actualmente se conoce el uso irregular en 487 personas «pero sabemos que había dosis para 1.000 personas, si contamos dos dosis por persona».

«Aunque también al revisar la lista hemos tenido la sorpresa de que hay personas que han tenido tres dosis. Allí debe de haber alguna diferencia», aseguró.

«Formalmente no sabemos dónde están esas dosis que faltan; sin embargo, la comisión investigadora (del Ministerio de Salud) también solicitará esta información y estoy segura de que las autoridades competentes (…) van a solicitar esta información. Tan pronto la tengamos, obviamente, la pondremos en conocimiento», concluyó Bermúdez.

Fuente: Clarín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *