Provincia

Gollán desmintió cartoneo de vacunas en Henderson: abrían vacunado a 100 militantes kirchneristas «para no tirar dosis» 

La oposición apunta contra el intendente, Ignacio Pugnaloni, por haber distribuido dosis entre sus allegados en vez de priorizar a los adultos mayores.

En Henderson, ciudad cabecera del distrito bonaerense de Hipólito Yrigoyen, la oposición denunció públicamente que el intendente, Ignacio Pugnaloni, usó un excedente de alrededor de cien dosis de la vacuna Sputnik V para inocular a militantes oficialistas y empleados municipales, por fuera de los grupos de riesgo.

Según contó  Luis Pérez, presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio en Hipólito Yrigoyen, en el distrito «marchó todo bien hasta que llegó la vacuna». Señaló que el municipio recibió 450 dosis y que estaban destinadas a cubrir una primera etapa enfocada en 200 trabajadores de la salud pública, 30 de geriátricos privados y 120 de seguridad.

«El remanente [100 dosis] se utilizó para ciertas personas elegidas sin ningún criterio. Vemos por publicaciones en redes sociales que se vacunaron militantes del Frente de Todos y personas allegadas al Ejecutivo [municipal]», afirmó el concejal Pérez. «También se vacunó a gente que vino de Capital Federal», agregó el edil.

El 22 de enero, los concejales del distrito enrolados en Juntos por el Cambio elevaron un pedido de informes para que el intendente Pugnaloni explique lo sucedido. «Nos contestó con evasivas», afirmó el concejal opositor.

La oposición sostiene que después de vacunar al primer grupo de riesgo, el remanente de vacunas se distribuyó sin un criterio claro y favoreciendo a militantes kirchneristas. La oposición sostiene que después de vacunar al primer grupo de riesgo, el remanente de vacunas se distribuyó sin un criterio claro y favoreciendo a militantes kirchneristas.

En ese pedido de informes, los cinco ediles del bloque opositor le pedían explicaciones al intendente «acerca del criterio de prioridades seguido para realizar la primera etapa de vacunación» y le preguntaban «cuáles han sido los motivos para apartarse del protocolo establecido por el gobierno nacional».

«Hemos podido constatar una serie de publicaciones [en redes] de ciudadanos que no integran el personal de salud ni las fuerzas de seguridad que han sido vacunados y agradecen las gestiones de Pablo Martínez, director de Gestión y Planeamiento», aseveraban los concejales opositores en el pedido de informes.

En su nota al intendente, la bancada de Juntos por el Cambio también remarcó que se habrían vacunado «autoridades legislativas, directores de área, familiares y autoridades partidarias pertenecientes al Frente de Todos».

«No sabemos si configura un delito, pero el pueblo merece una explicación. Recientemente fallecieron dos personas de 80 años por coronavirus», señaló Pérez, quien agregó que llegaron a Yrigoyen 600 dosis más de la vacuna.

Daniel Gollán desmintió “vacunas bajo la mesa” en Henderson: “No iban a tirar dosis”

El ministro de Salud bonaerense Daniel Gollán desmintió este miércoles la denuncia de concejales de Juntos aunque admitió que hubo nueve empleados municipales inmunizados, que no integraban el grupo prioritario, pero que lo hicieron “para no tirar una dosis”.

“Han salido noticias del partido de Hipólito Yirigoyen, de la ciudad de Henderson más precisamente, y queremos decir que es absolutamente falsa esa información”, indicó Gollán este miércoles en conferencia de prensa. Luego, precisó: “Se ha vacunado, con el exceso de vacunas, a nueve personas que tenían la posibilidad de recibir la vacuna porque sino había que descartar la quinta dosis”.

Este inconveniente, llevó a que esas localidades se encontraran con un excedente. “Esa cantidad de vacunas en una ciudad chica excedía en mucho la cantidad de personal de salud. Por lo que siguieron con un esquema vacunando residenciales, bomberos, policías, personal que ya está contemplado en los grupos de riesgo. En algunos, casos se vacunó personal estratégico”, resaltó el funcionario bonaerense.

En este sentido, explicó que en Henderson “había cuatro anotados ese día, llamaban a uno y le decían completá”. Eso habría sido lo que llevó a que se vacunaran, según la versión del Gobierno provincial, nueve personas que no estaban dentro del grupo prioritario.

“La alternativa era tirar la vacuna y hemos dado la orden expresa de que esto no suceda”, ponderó Gollán. Y aclaró que estas personas “también son trabajadores del municipio”.

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires se mostró ofendido por estas noticias que tildó de “politiquería barata” ya que explicó que “son casos ínfimos en medio de una campaña semejante de cientos de ciudades, localidades y pueblos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *