Nación

Un intendente de Santa Cruz, su esposa y su chofer se aplicaron la Sputnik V

Desde el Ministerio de Salud provincial advirtieron que “no dejarán pasar” esta situación e iniciaron una investigación interna. Aseguran que militantes oficialistas también recibieron las dosis.

En momentos en que solo se inmuniza al personal de salud, el intendente del municipio santacruceño de Luis Piedrabuena, Federico Bodlovic, del Frente de Todos, fue vacunado contra el coronavirus junto con su esposa, Bernardita Manucci, que es jueza de paz. Pero no fueron los únicos: también recibieron dosis de Sputnik V los miembros del Comité de Emergencia local y hasta un chofer de la municipalidad.

La noticia fue confirmada por el director del Hospital Distrital “Armando Zamudio”, Mario Triputti, durante una asamblea del personal sanitario realizada en protesta por el uso de las vacunas para funcionarios.

Triputti debió enfrentar el enojo de los empleados del hospital y admitió que decidió vacunar a los integrantes del comité de emergencia municipal, encabezado por el propio intendente. Además, argumentó que la esposa fue inmunizada por ser “contacto estrecho” de su marido.

El director explicó que se vacunaron solo a 75 personas, sobre una planta del hospital que llega a 200 empleados. También fueron vacunados 16 ancianos del geriátrico municipal, incumpliendo las normas establecidas en la campaña nacional de vacunación.

El diario El Nuevo Día de Santa Cruz dijo que el intendente “se vacunó e hizo vacunar a su mujer, su chofer y a su papá”, el diputado José Bodlovic. Pero además aseguró que en la provincia “también se vacunaron altos rangos de la policía y militantes, algo que también se habría repetido en localidades de la Cuenca Carbonífera y otras como Gobernador Gregores y Puerto Deseado”.

Esta situación se conoce en medio de un lento proceso de vacunación. “Sobre un total aproximado de ocho mil trabajadores, todavía no se llegó a vacunar a la mitad en toda la provincia”, remarcó el periódico.

Qué dijo el Ministerio de Salud de Santa Cruz

Tras conocerse la noticia, el Ministerio de Salud de Santa Cruz inició una investigación.

“La falla no se puede dejar pasar, no cabe. Quedan muchas más vacunas por hacer y este error no se va a permitir”, dijo a FM Tiempo de Río Gallegos la subsecretaria de Acceso y Equidad de la Salud, Laura Beveraggi, una funcionaria cercana a la gobernadora Alicia Kirchner.

En ese sentido, agregó: “Es desacertado manipular este insumo con una epidemiología local, tratando de torcer los principios de la vacunación. Me parece hasta provocador para la población”.

La funcionaria dijo además que espera “el descargo de los responsables institucionales, sin desconocer que forman parte de un contexto local, donde no solo hay un director sino autoridades locales que tienen que responder también” en este causa.

También quedó en el ojo de la tormenta el Hospital de Gregores, a cargo de Enrique Ferragut, que priorizó vacunar a adultos mayores.

“Ellos saben que es un recurso que viene escalonado. Tienen una responsabilidad. Saben que es un recurso que viene racionalizado, que tanto trabajó la Argentina para la compra, por eso me parece totalmente desacertado manipular ese insumo con un criterio de epidemiológica local”, advirtió Beveraggi.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *