Nación

No aumentan las retenciones: el acuerdo del presidente con la Mesa de Enlace

El Presidente analizó con la Mesa de Enlace las maneras que permitan desacoplar precios internos de internacionales para mejorar los salarios reales a nivel local.

El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles por la tarde en su despacho de la Casa Rosada una reunión con los integrantes de la Mesa de Enlace de Entidades Agropecuarias. El mandatario estuvo acompañado por el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; el canciller Felipe Solá; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca. Por parte de la organización, participaron los presidentes de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina; de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes; de Coninagro, Carlos Iannizzotto, y de la Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni.

La reunión fue agendada por el Presidente horas después de que las entidades del campo la solicitaran para debatir propuestas sobre cómo estimular la producción y reducir costos que afectan su precio en góndola, y manifestar personalmente su rechazo ante un posible aumento de retenciones o la aplicación de cupos a la exportación de productos primarios.

La reacción del sector se produjo luego de que el Presidente planteara la posibilidad de aplicar ese tipo de medidas para evitar un traslado al consumidor del aumento del precio internacional de productos como la carne, el maíz y el trigo para, así, «garantizarle a los argentinos que tengan la comida que necesitan a precios razonables».

En ese sentido, Fernández dijo que no está «contra el campo» sino enfocado en una recuperación del salario «en términos reales» después de una pérdida que, en los últimos cuatro años, «fue del 20 por ciento», según expresó días atrás en una entrevista que concedió a Página/12.

«Lo que tienen que entender los productores es que los pastos no están dolarizados. La producción del maíz no está dolarizada. No pueden trasladar a la mesa de los argentinos los precios internacionales porque no producen a precios internacionales», señaló el Presidente.

La convocatoria del mandatario a los ruralistas se da también en momentos en que el Gobierno nacional comenzará una instancia de diálogo con sectores empresariales y sindicales en procura de alcanzar acuerdos que tengan como premisa lograr la mejora real de los salarios por sobre los precios.

«Por todo lo que sucedió, nuestras bases están en alerta y movilización, porque como era de esperar, hubo mucho descontento con los dichos de Alberto Fernández», señaló el dirigente antes de entrar a la reunión. Y agregó: «Como dijimos, esperamos poder transitar instancias de diálogo productivo para buscar las soluciones que necesita el país».

La frase de Fernández sobre la carne: ¿qué exporta la Argentina?

La soja paga un 33% de retenciones y el trigo y el maíz un 12%. Por ley el Gobierno solo puede subir los derechos tres puntos en los últimos dos cultivos. Cualquier incremento extra debería pasar por el Congreso. Fernández dejó entrever que podría subir retenciones o poner cupos para exportar si no bajaban los precios de los alimentos.

La agrupación donde confluyen la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro, Federación Agraria y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) insistirá sobre un documento de 14 puntos ya presentado al mandatario cuando era candidato. Allí había propuestas en torno de la economía que podrían ayudar en la coyuntura actual.

«Además de las 14 propuestas que le presentamos a Fernández durante su campaña, como Comisión de Enlace, desde FAA además le acercaremos nuestra iniciativa para quitar el IVA a los alimentos de la canasta básica, que presentamos hace algunos días a nivel general, cuando dijimos claramente que no somos formadores de precios, por el contrario, nuestra incidencia es mínima en ellos», señaló Achetoni.

Además, remarcó que «también la propuesta de avanzar con más desafectación impositiva, para impulsar las producciones de todo el país con progresividad y mayor énfasis desde los más pequeños hacia los medianos y grandes».

Desde FAA quieren dejar en claro que los productores no son formadores de precios y que se debería revisar «quiénes son los beneficiados en todas las cadenas, porque existen enormes distorsiones, que hacen que haya distancias insalvables entre el precio que nos pagan por nuestros productos y los que pagan los consumidores en góndolas».

«Eso no depende de los precios internacionales, sino con desnudar a los que siempre ganan en el país. Y por otro lado, también habría que modificar la altísima carga impositiva que existe en nuestro país, en todos los órdenes», agregaron desde la entidad.

Fuente: Minuto Uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *