Interés General

Se cumplen 35 años de la última vez que pasó el cometa Halley

En 1986 el mundo de la ciencia contemporánea quedó maravillado tras enviar una nave espacial que pudo fotografiarlo cerca de la órbita de la Tierra. Se prevé que regrese en 2061, cuando hayan pasado los 75 años de espera.

Hace exactamente 35 años, en 1986, el mundo de la ciencia espacial aguardaba con ansias un acontecimiento que, según estiman los especialistas, ocurre solo dos veces en la vida del hombre: la llegada del cometa Halley. Tras 75 años de espera, tiempo en que se calcula que termina de dar la vuelta al Sol y regresa a nuestra órbita, el cometa más famoso del mundo volvía de visita.

Fue apodado así en 1705 en honor al astrónomo inglés, Edmund Halley, quien descubrió su periodicidad de llegada luego de hacer rigurosas comparativas con siglos anteriores. Según la Agencia Espacial Europea, la primera observación de Halley tuvo lugar en el 239 a.C. Los astrónomos chinos registraron su paso en diversas crónicas.

Otro estudio sugiere que su primer avistamiento fue en el 466 a. C Es decir, durante la Antigua Grecia. Los pueblos de la antigüedad sentían temor por una “bola de fuego que surcaba por los cielos”, como la describían. Se decía también que traía mala suerte o que presagiaba desastres. Ahora sabemos que los cometas son pequeños mundos helados que se desprendieron de los planetas, como restos de su propia formación inicial. Se piensa que existen miles de millones de cuerpos celestes similares en el límite del sistema solar, más allá de la órbita de Plutón.

Es un fenómeno que ocurre sólo dos veces en la vida del hombre. (Foto: Pixabay)

En 1986, tras el avance de la ciencia, se envió por primera vez una nave espacial para observarlo. Así, gracias a que varias sondas volaron cerca suyo, se lograron capturar imágenes inéditas de su núcleo. El mismo está recubierto por una capa de polvo que retiene el calor. Dentro de esta capa existen, además, huecos, algunos con hielo y otros que vacíos en donde se forman cráteres de hasta 1 km de diámetro. Al acercarse al sol, sus temperaturas pueden llegar a los 77 °C, emitiendo toneladas de gas por segundo. La mayoría de los cometas son tan pequeños y lejanos que no podemos verlos, ni siquiera con la ayuda de sofisticados telescopios. Sin embargo, sí los podemos divisar cuando se dirigen hacia el sol y forman una cola de gas y polvo.

¿Cuándo volverá a pasar el Cometa Halley por la Tierra?

Se calcula que faltan 46 años para que Halley se acerque nuevamente a la Tierra y, cuando lo haga ─en el 2061─, estará del mismo lado del sol que nuestro planeta, lo que lo hará mucho más lumínico que la última vez.

No obstante, para los fanáticos del espacio que no quieren esperar tanto, pueden conformarse con sus restos. Cada año, en octubre, ocurre “La lluvia de Oriónidas”, generada por los fragmentos que se desprenden de la cola del cometa, provocando una pequeña lluvia de estrellas fugaces. Se trata de las oriónidas, cuyo nombre se debe a la constelación de Orión, en la que parecen brotar los meteoros si miramos desde nuestro planeta.

Teniendo en cuenta que el último evento de este tipo fueron las perseidas, ver las oriónidas puede parecernos poca cosa, por originarse una cantidad mucho menor de meteoros cada hora. No obstante, sigue siendo un espectáculo hermoso que vale la pena presenciar.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *