Interés General Política / Sociedad

Regreso presencial a clases: cómo será la movilización de Juntos por el Cambio

Juntos por el Cambio convocará este martes a movilizarse para que la presencialidad sea la regla en todo el país. El reclamo se escenificará con la modalidad de aulas abiertas en las que se dictarán clases simbólicas con pizarrones, docentes y estudiantes en 100 puntos señalados como «emblemáticos» a nivel federal, 25 de los cuales estarán distribuidos entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires. La convocatoria central será en el Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación de la Nación, a las 18.

La idea es recrear la actividad propia del aula, pero al aire libre. «Sarmiento es el gran motivador de esta movilización», afirmó Hernán Lombardi, el coordinador por parte de Pro. Los contenidos dictados serán aleatorios y podrán orientarse hacia cualquier temática académica. El formato puede variar de una provincia a otra, pero el fin será compartido: «La educación es esencial, prioritaria, y saludable», definió la diputada bonaerense Alejandra Lordén, encargada de la movilización por parte del radicalismo.

La iniciativa, que en un comienzo surgió de la presidenta de Pro, Patricia Bullrich, luego se planteó como una acción conjunta de la mesa nacional de Juntos por el Cambio y es la primera actividad federal de la coalición desde que es oposición. Los organizadores son Maximiliano Ferraro, por la Coalición Cívica; Lordén, por la Unión Cívica Radical; y Lombardi, por Pro.

«Es una interpelación al ministro de Educación de la Nación para volver a las escuelas, pero también es una acción pública que resalta el valor de la educación en tiempos de pandemia»

Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica

«Convocamos al conjunto de la sociedad, particularmente a la comunidad educativa (maestros, estudiantes, y padres) a la realización de aulas abiertas en todo el país para expresar la vocación de volver a la escuela después de un año sin clases, que ha causado una catástrofe educativa y una grave desorganización social«, dijo Lombardi.

Alfredo Cornejo, presidente de la UCR y diputado nacional, remarcó que la convocatoria del bloque opositor tuvo incidencia en el cambio de tono del sindicalismo.»Nosotros creemos que está bueno instalar el tema por la presión de los gremios y porque algunos gobiernos provinciales no están queriendo tener clases presenciales», sostuvo.

El objetivo es «poner en valor la educación para que el 2021 no sea como el 2020», comentó Ferraro, quien elogió el trabajo del Ministerio de Educación porteño y llamó a volver a las escuelas de forma presencial con los protocolos y cuidados necesarios. Y agregó: «Es una interpelación al ministro de Educación de la Nación para volver a las escuelas, pero también es una acción pública que resalta el valor de la educación en tiempos de pandemia».

En la misma línea, Lordén señaló que, si bien la idea del ministro Trotta es tener la mayor presencialidad posible, los traspiés en la comunicación oficial son una alerta: «Hay motivos para desconfiar. El Gobierno anuncia cosas que después no se cumple. Rechazaron el proyecto de ley de emergencia educativa. Ya conocemos la prédica de la militancia del Frente de Todos, bajo la fórmula ‘no están dadas las condiciones’ y las excusas de que no pudieron preparar las escuelas con los recursos necesarios».

Además, Juntos por el Cambio afirma que busca que las aulas vuelvan a abrirse con protocolos, como ocurrió con el resto de las actividades. «Entendemos que hay que cuidar a los docentes. Hay que tener un protocolo, como los que hicieron cuando abrieron los casinos y la temporada de verano. La escuela es un lugar seguro y saludable. El objetivo es desterrar el mido e informar lo que pasa en el mundo: van cerrando y abriendo», insistió la organizadora del radicalismo.

Todo el bloque concuerda en que la educación tiene que ser presencial y que, a partir de los protocolos, se podrá desarrollar de forma segura. Lombardi reconoció: «Quizás en la Argentina haya que volver para atrás, pero de manera focalizada. Sin embargo, eso no puede eliminar la vocación estratégica de abrir las aulas».

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *