Policiales

Los chats de Úrsula Bahillo antes del femicidio: “Siete meses me pegó, hasta que me vi muerta”

La adolescente de 18 años fue asesinada a puñaladas en Rojas. El principal sospechoso es su expareja, el policía bonaerense Matías Ezequiel Martínez, a quien denunció por violencia de género.

“Si un día no vuelvo, rompan todo”, fue una de las frases con las que Úrsula Bahillo anticipó su fin. La joven de 18 años fue asesinada a puñaladas este lunes en Rojas, provincia de Buenos Aires, y la hipótesis principal apunta a un femicidio.

El sospechoso es Matías Ezequiel Martínez, de 25 años, su expareja y efectivo de la Policía bonaerense. En las últimas horas, se conocieron una serie de chats que dejan en evidencia que el acusado golpeaba y maltrataba a la víctima, y la tenía amenazada de muerte.

Úrsula había denunciado a Martínez por hostigamiento y la Justicia le había impuesto una orden de restricción el pasado 5 de febrero. Según informaron los medios locales, el lunes la habría atacado tras una fuerte discusión. El cuerpo de la joven fue hallado en la zona rural de Guido Spano. Tras el crimen, según detalló el portal Hoy Rojas, el hombre habría intentado suicidarse con el mismo cuchillo, por lo que al detenerlo lo trasladaron al hospital Unzué.

“Me tiene amenazada de muerte, por eso tengo miedo amiga”, le dijo Úrsula a otra joven por WhatsApp sobre Martínez en noviembre de 2020. En la misma conversación, le contó: “Siete meses me pegó, me callé siempre, hasta que me vi muerta, por eso lo denuncié”.

En otra de las conversaciones, la joven le relató a su amiga un terrible episodio de violencia de género que le tocó vivir en manos de su, entonces, pareja. “Estoy temblando. No me respondas nada de lo que te digo. Me re cagó a palos, pero mal. Y esta vez fue muy posta”, comenzó diciendo. Y continuó explicando que pasaron juntos por una calle donde él estaba trabajando de albañil con el tío y que había dos chicas, una la miró y le dijo: “Mirá la cornuda”. Frente a esto, la joven reveló que puteó a su novio y él la golpeó.

En un tercer chat se puede leer cómo le cuenta a Belén Miranda, expareja del imputado, sobre la última denuncia que hizo contra Martínez por violencia de género, el pasado 5 de febrero, tras la cual le impusieron la restricción. La otra mujer le brinda su apoyo y contención. “Se va a caer”, le dice en un momento Úrsula en referencia al patriarcado y al machismo que la llevó a ser víctima de esta situación.

Tras conocerse el femicidio, los vecinos se concentraron frente a la comisaría municipal a la espera de que apareciera alguna autoridad. Rompieron vidrios y prendieron fuego patrulleros. La Policía respondió con balazos de goma.

“Hace meses habíamos denunciado el hostigamiento de esta persona hacia mi hija, hasta un fin de semana que fuimos a la comisaria de la mujer y nos mencionaron que no tomaban la denuncia porque era fin de semana”, expresó Patricia Nassutti, madre la joven a Rojas Ciudad. “Les pido que se queden hasta que bajen todas las autoridades, para que haya justicia. Mi esposo rompió todo, se lastimó, por eso estoy sola”, dijo la mujer.

La joven contó al compartir otra captura de los chats: “Ursula siempre vivió con miedo a un día nunca mas volver, hasta hoy que tristemente todo este infierno terminó para ella de la peor manera…”.

En sus historias de Instagram, la chica asesinada había publicado un pedido impactante: “Si un día no vuelvo, rompan todo”. Estaba amenazada de muerte y se lo había dicho a la Justicia, tenía miedo.

Danna Villalba, una de sus amigas, compartió una carta en las redes sociales en la que escribió: “Ella gritó! Pidió desperadamente ayuda, 18 denuncias hizo y se le rieron en la cara! Ella dijo ‘si un día no vuelvo rompan todo’ ella lo dijo, se veía muerta, que esté día iba a llegar porque nunca la cuidaron”.

Y contó que Martínez “la seguía y la amenazaba”, que “no podía estar tranquila nunca”. Finalmente, denunció: “La siguió, la secuestro y la mato! Era una muerte anunciada…”.

Martínez quedó detenido en sede policial a disposición de la Justicia, acusado de “homicidio calificado por violencia de género”. El agente solía cumplir sus funciones en el Destacamento de San Nicolás pero estaba con licencia psiquiátrica desde hacía cinco meses, informaron medios locales.

 

Un femicidio cada 20 horas

Solo en el primer mes de 2021, hubo 37 femicidios en todo el país: uno cada 20 horas, según datos recopilados por el Observatorio Lucía Pérez. En el mismo período del año pasado, se registraron 31, uno por día, lo que significa que la cifra está en aumento.

Del último relevamiento dado a conocer la semana pasada, se desprende que desde el 1 al 31 de enero asesinaron a 37 mujeres por violencia sexista, un 20% más que en el mismo período del año pasado. Además, hay otros tres crímenes en etapa de investigación que están sospechados de ser femicidios.

En el informe también se especificó que dos de las mujeres asesinadas estaban embarazadas, que hubo 29 intentos de femicidios y que, como consecuencia de los crímenes, 25 chicos se quedaron sin madre. “Esos hijos quedaron a la deriva. Es mucho el dolor que eso genera”, expresó este miércoles en diálogo con TN Marta Montero, la mamá de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años asesinada en octubre de 2016 y abandonada muerta en un hospital de Mar del Plata.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *